/ lunes 24 de junio de 2019

Monedas para el camión

El pasado lunes, cerca de las tres de la tarde al caminar por Paseo Usumacinta en Villahermosa, un muchacho de poco menos de 30 años de edad con un folder en la mano en el que se alcanzaban a ver solicitudes de empleo, detuvo mi paso por un momento y de inmediato me dijo:

-Señor, me apena mucho decirle que, tengo que llegar a mi casa en Estanzuela y no traigo el dinero completo para mi pasaje por tantas combis que tomé para ir a llevar cartas de empleo, llevo tres semanas y todavía no me llaman de alguna empresa.

-¿Qué estudiaste? le cuestiono.

-Soy ingeniero y hace ya un año que me quedé sin trabajo pero no he parado de buscar.

Solucionado su problema ocasional, el chico tomó su combi con rumbo a Teapa.

Así como este, profesionistas y otros más deambulan diariamente en busca de un empleo, un reflejo espejo de la crisis lo fue la impresionante fila de personas que se formaron cuando se abrió el proceso de recepción de documentos “para obtener un empleo” en la construcción de la refinería de Dos Bocas, Paraíso,

La crisis económica está asfixiando hasta a quienes pensaban superarla con las promesas de una derrama millonaria en el país y en Tabasco, sin embargo, la ralentización de todos los procesos en curso solo ahondó más el estancamiento económico que vive la entidad.

Los pequeños y grandes empresarios se quejan de lo mismo: falta de circulante.

En las calles de Villahermosa retornaron y cada vez son más, vendedores de pasteles caseros completos o por rebanadas, budines, pan, pay, paletas, aguas frescas, panuchos, tostadas, tamales y otros productos de manera ambulante o en sus casas.

También aumentó el número de personas que a diario pasan por las casas en colonias populares –no en fraccionamientos cerrados principalmente de nivel medio y medio alto- pidiendo una moneda para surtir una receta médica (existe otra crisis real en salud pública) para comprar comida, el transporte o en algunos casos algo de comer para librar el día.

Hasta abril de este año, la entidad encabezó la mayor tasa de desocupación con 7.4 por ciento de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que elabora el INEGI.

Si bien es cierto que el gobierno como tal –no es el responsable de generar empleos- sí lo es de propiciar condiciones óptimas para la inversión, aunque se fortalece el esquema de seguridad pública integral este no ha sido suficiente y es el obstáculo principal para que se radiquen más inversiones.

El propio gobernador Adán Augusto López Hernández lo reconoció hace algunos meses ante el representante en México de British Petroleum (BP) al comparar a Tabasco con Yucatán; pese a que la entidad lo tiene todo en materia de logística, ubicación estratégica, recursos naturales a diferencia del estado de la península, no obstante, no tiene la más importante para ser atractivo a la inversión y es una sola: seguridad.

Aún queda tiempo, pero apremia y mientras se buscan soluciones pueden ocurrir cosas peores.

CONTORNO

Conagua: centralismo y afectación a locales

Al llamado del gobernador Adán Augusto López Hernández a la Comisión Nacional del Agua para que deje de centralizar las obras que le corresponden a Tabasco provocó una reacción en cadena por parte de representantes de la industria de la construcción en una justa demanda para que la derrama económica con la que se pueden generar miles de empleos sea para empresas de la localidad.

Por lo pronto las obras correspondientes al estado de Veracruz fueron licitadas a nivel nacional con lo que se dejó fuera a los constructores de esa entidad, el 21 del mes pasado, harían lo mismo con Tabasco, pero, la advertencia del mandatario estatal podría generar un replanteamiento del tema. Es ahora o nunca.

El pasado lunes, cerca de las tres de la tarde al caminar por Paseo Usumacinta en Villahermosa, un muchacho de poco menos de 30 años de edad con un folder en la mano en el que se alcanzaban a ver solicitudes de empleo, detuvo mi paso por un momento y de inmediato me dijo:

-Señor, me apena mucho decirle que, tengo que llegar a mi casa en Estanzuela y no traigo el dinero completo para mi pasaje por tantas combis que tomé para ir a llevar cartas de empleo, llevo tres semanas y todavía no me llaman de alguna empresa.

-¿Qué estudiaste? le cuestiono.

-Soy ingeniero y hace ya un año que me quedé sin trabajo pero no he parado de buscar.

Solucionado su problema ocasional, el chico tomó su combi con rumbo a Teapa.

Así como este, profesionistas y otros más deambulan diariamente en busca de un empleo, un reflejo espejo de la crisis lo fue la impresionante fila de personas que se formaron cuando se abrió el proceso de recepción de documentos “para obtener un empleo” en la construcción de la refinería de Dos Bocas, Paraíso,

La crisis económica está asfixiando hasta a quienes pensaban superarla con las promesas de una derrama millonaria en el país y en Tabasco, sin embargo, la ralentización de todos los procesos en curso solo ahondó más el estancamiento económico que vive la entidad.

Los pequeños y grandes empresarios se quejan de lo mismo: falta de circulante.

En las calles de Villahermosa retornaron y cada vez son más, vendedores de pasteles caseros completos o por rebanadas, budines, pan, pay, paletas, aguas frescas, panuchos, tostadas, tamales y otros productos de manera ambulante o en sus casas.

También aumentó el número de personas que a diario pasan por las casas en colonias populares –no en fraccionamientos cerrados principalmente de nivel medio y medio alto- pidiendo una moneda para surtir una receta médica (existe otra crisis real en salud pública) para comprar comida, el transporte o en algunos casos algo de comer para librar el día.

Hasta abril de este año, la entidad encabezó la mayor tasa de desocupación con 7.4 por ciento de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que elabora el INEGI.

Si bien es cierto que el gobierno como tal –no es el responsable de generar empleos- sí lo es de propiciar condiciones óptimas para la inversión, aunque se fortalece el esquema de seguridad pública integral este no ha sido suficiente y es el obstáculo principal para que se radiquen más inversiones.

El propio gobernador Adán Augusto López Hernández lo reconoció hace algunos meses ante el representante en México de British Petroleum (BP) al comparar a Tabasco con Yucatán; pese a que la entidad lo tiene todo en materia de logística, ubicación estratégica, recursos naturales a diferencia del estado de la península, no obstante, no tiene la más importante para ser atractivo a la inversión y es una sola: seguridad.

Aún queda tiempo, pero apremia y mientras se buscan soluciones pueden ocurrir cosas peores.

CONTORNO

Conagua: centralismo y afectación a locales

Al llamado del gobernador Adán Augusto López Hernández a la Comisión Nacional del Agua para que deje de centralizar las obras que le corresponden a Tabasco provocó una reacción en cadena por parte de representantes de la industria de la construcción en una justa demanda para que la derrama económica con la que se pueden generar miles de empleos sea para empresas de la localidad.

Por lo pronto las obras correspondientes al estado de Veracruz fueron licitadas a nivel nacional con lo que se dejó fuera a los constructores de esa entidad, el 21 del mes pasado, harían lo mismo con Tabasco, pero, la advertencia del mandatario estatal podría generar un replanteamiento del tema. Es ahora o nunca.

viernes 11 de octubre de 2019

PEMEX ¿nueva relación?

lunes 07 de octubre de 2019

Entorno | Salud ¡sin oxígeno!

sábado 05 de octubre de 2019

Dos Bocas: entre optimismo y turbulencias

lunes 30 de septiembre de 2019

Tabasco ¿sin agua?

viernes 27 de septiembre de 2019

La agenda ambiental: una misión incompleta

lunes 23 de septiembre de 2019

Infierno en el Paraíso

viernes 20 de septiembre de 2019

Breve, a la tabasqueña…

sábado 14 de septiembre de 2019

Obstáculos a la obra pública

Cargar Más