/ miércoles 13 de marzo de 2019

Luna de miel

Con la elección de 2018 las encuestas y sobre todo las encuestadoras consideradas serias se reivindicaron al ser validados sus pronósticos con el resultado. Sobre todo porque el resultado favoreció al principal opositor del régimen prevaleciente en los últimos lustros.

Hoy esas encuestadoras han mostrado resultados sobre la aprobación presidencial en el país con motivo de los primeros 100 días de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El centenar de jornadas en un gobierno lo fijó el ex presidente estadounidense, Franklin Delano Roosevelt en 1933. Según los historiadores fue un plazo consensuado con fuerzas opositoras en el Congreso para tomar medidas contra la crisis económica y la emergencia que planteaba la Gran Depresión (según un texto publicado por Univisión referente a ese plazo).

Hete aquí las nuevas mediciones sobre López Obrador ya no como candidato sino como gobernante.

Dos encuestadoras, Parametría y Reforma ubican la aprobación en 78 por ciento; Buendía y Laredo en 85 por ciento; Mitofsky en 67 por ciento. Todas levantadas en vivienda.

Muestra de la ratificación del hartazgo expresado en las urnas son los renglones vinculados a la corrupción y los privilegios. Lo más aplaudido en las encuestas fue quitar pensión a ex presidentes, eliminar gastos médicos a la alta burocracia, reducción de sueldos y combate al huachicoleo, desde luego acompañado de los programas sociales de apoyos a jóvenes y adultos mayores.

Tras los jaloneos por la aprobación de la Guardia Nacional en cuanto a evitar su militarización, al final resultó en un consenso unánime al tomarse en cuenta propuestas venidas desde la sociedad, al grado de que los 32 Congresos estatales la avalaron, cuando se requería de 17.

Lo apabullante de la aprobación ha demostrado en que en 100 días los mexicanos han sentido cumplidas sus expectativas. Incluso más allá de ese 53 por ciento logrado en las urnas.

Pero esa luna de miel tiene riesgos en puerta. La seguridad y la economía son los desafíos mayores.

Para lo primero tendrá pronto la herramienta de la Guardia Nacional y el resto de las instituciones; en lo segundo ha dicho que mantendrá la disciplina financiera y no habrá déficit. En lo que pega directamente al bolsillo como el precio de la gasolina ha dicho que habrá ajustes.

A diferencia de los relevos presidenciales en los últimos 30 años, el cambio de régimen va tomando impulso. De ahí el crujir de intereses creados a todo nivel y en todas direcciones.

El camino de la llamada Cuarta Transformación apenas inicia. Veremos cómo resultan las siguientes mediciones de la evaluación presidencial.

HOJAS SUELTAS…

Algo urgente deberá hacer la Comisión Federal de Electricidad para alentar el pago de luz porque en el país cunden las deudas. A enero de 2019 había 7 millones 145 mil 601 usuarios domésticos con adeudos y 609 mil 73 en casos de comercios. Cifras de la empresa indican 43 mil millones de pesos que no le han pagado. Usuarios domésticos en el Estado de México le deben 13 mil 590.4 millones de pesos y Tabasco es segundo sitio con 10 mil 245 millones de pesos. La Ciudad de México con seis mil 105.4 millones y le siguen Chiapas, Guanajuato, Guerrero y Veracruz.

La refinería en Tabasco va, ratificó el presidente ayer tras declaraciones del subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, a un diario británico, de que el proyecto se retrasaría. Hay recursos y la licitación se lanzará el 18 de marzo, recompuso López Obrador. Pero qué necesidad.


Con la elección de 2018 las encuestas y sobre todo las encuestadoras consideradas serias se reivindicaron al ser validados sus pronósticos con el resultado. Sobre todo porque el resultado favoreció al principal opositor del régimen prevaleciente en los últimos lustros.

Hoy esas encuestadoras han mostrado resultados sobre la aprobación presidencial en el país con motivo de los primeros 100 días de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El centenar de jornadas en un gobierno lo fijó el ex presidente estadounidense, Franklin Delano Roosevelt en 1933. Según los historiadores fue un plazo consensuado con fuerzas opositoras en el Congreso para tomar medidas contra la crisis económica y la emergencia que planteaba la Gran Depresión (según un texto publicado por Univisión referente a ese plazo).

Hete aquí las nuevas mediciones sobre López Obrador ya no como candidato sino como gobernante.

Dos encuestadoras, Parametría y Reforma ubican la aprobación en 78 por ciento; Buendía y Laredo en 85 por ciento; Mitofsky en 67 por ciento. Todas levantadas en vivienda.

Muestra de la ratificación del hartazgo expresado en las urnas son los renglones vinculados a la corrupción y los privilegios. Lo más aplaudido en las encuestas fue quitar pensión a ex presidentes, eliminar gastos médicos a la alta burocracia, reducción de sueldos y combate al huachicoleo, desde luego acompañado de los programas sociales de apoyos a jóvenes y adultos mayores.

Tras los jaloneos por la aprobación de la Guardia Nacional en cuanto a evitar su militarización, al final resultó en un consenso unánime al tomarse en cuenta propuestas venidas desde la sociedad, al grado de que los 32 Congresos estatales la avalaron, cuando se requería de 17.

Lo apabullante de la aprobación ha demostrado en que en 100 días los mexicanos han sentido cumplidas sus expectativas. Incluso más allá de ese 53 por ciento logrado en las urnas.

Pero esa luna de miel tiene riesgos en puerta. La seguridad y la economía son los desafíos mayores.

Para lo primero tendrá pronto la herramienta de la Guardia Nacional y el resto de las instituciones; en lo segundo ha dicho que mantendrá la disciplina financiera y no habrá déficit. En lo que pega directamente al bolsillo como el precio de la gasolina ha dicho que habrá ajustes.

A diferencia de los relevos presidenciales en los últimos 30 años, el cambio de régimen va tomando impulso. De ahí el crujir de intereses creados a todo nivel y en todas direcciones.

El camino de la llamada Cuarta Transformación apenas inicia. Veremos cómo resultan las siguientes mediciones de la evaluación presidencial.

HOJAS SUELTAS…

Algo urgente deberá hacer la Comisión Federal de Electricidad para alentar el pago de luz porque en el país cunden las deudas. A enero de 2019 había 7 millones 145 mil 601 usuarios domésticos con adeudos y 609 mil 73 en casos de comercios. Cifras de la empresa indican 43 mil millones de pesos que no le han pagado. Usuarios domésticos en el Estado de México le deben 13 mil 590.4 millones de pesos y Tabasco es segundo sitio con 10 mil 245 millones de pesos. La Ciudad de México con seis mil 105.4 millones y le siguen Chiapas, Guanajuato, Guerrero y Veracruz.

La refinería en Tabasco va, ratificó el presidente ayer tras declaraciones del subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, a un diario británico, de que el proyecto se retrasaría. Hay recursos y la licitación se lanzará el 18 de marzo, recompuso López Obrador. Pero qué necesidad.


lunes 22 de julio de 2019

Agua, el alza que viene

miércoles 17 de julio de 2019

Núñez, herencia del desastre

lunes 15 de julio de 2019

Radicales y moderados en la 4T

miércoles 10 de julio de 2019

¿Alza a cambio de qué?

viernes 05 de julio de 2019

Pus del nuñismo

lunes 01 de julio de 2019

Cruzada por el agua

viernes 28 de junio de 2019

Tiempos de adversidad

miércoles 26 de junio de 2019

El festejo de la 4T

lunes 24 de junio de 2019

Alito, percibido como la carta fuerte

viernes 21 de junio de 2019

Refinería contra viento y marea

Cargar Más