/ lunes 17 de diciembre de 2018

La recuperación factible

Uno de los reclamos que más ha crecido con el planteamiento en el egreso presupuestal de la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador es el gasto discrecional y prioritario que se está otorgando al sur sureste del país –aunado al de la asistencia social económica a ciertos grupos- provocó que algunos líderes empresariales, políticos y sociales del centro y norte del país exigieran un compromiso al presidente con esa parte geográfica de la nación que desde su perspectiva es de las que más aporta al Producto Interno Bruto.

Y en parte les asiste la razón, pero, lo cierto es que desde inicios del siglo pasado una serie de políticas dirigidas a esa región del país lograron consolidar una zona económica pujante que también gozó del presupuesto obtenido de la riqueza petrolera del sur para su consolidación sin reparar en el atraso que eso significó para los sureños.

Las cosas han cambiado y en esa parte López Obrador sí repitió en campaña una y otra vez que su prioridad sería el sureste del país.

Ayer inició formalmente el proyecto Tren Maya como una semana antes el Plan Nacional de Refinación que incluye la construcción de la Refinería de Dos Bocas y hace algunos días el Plan de Hidrocarburos, con la particularidad de que se desarrollarán en el sur y en el caso del sector energético con plena justificación porque de esta zona se extrae casi la totalidad del petróleo y gas del país.

El presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez González -a una semana de la petición del Jefe del Ejecutivo al Congreso para apoyar el presupuesto para el sector- aseguró que Petróleos Mexicanos tendrá en términos generales un 10 por ciento de incremento en su presupuesto previsto para 2019 lo que permitirá el rescate inmediato.

De manera que la recuperación económica de la mano de los proyectos de la Federación aumentará la inversión privada y con ello empleos y crecimiento en un momento crucial para Tabasco y el sureste del país.

CONTORNO

Pepe Castellanos: la experiencia de Tabasco… ¡a Chiapas!

José Manuel Cruz Castellanos un ciudadano chiapaneco de nacimiento pero que realizó buena parte de su formación y vida profesional como médico en Tabasco, asumió el pasado 08 de diciembre la titularidad de la Secretaría de Salud del Estado de Chiapas en medio de una crisis hospitalaria, de sueldos y de otros problemas no tan graves como los de Tabasco –según sus propias declaraciones- pero que también implican un reto importante para tratar de recomponer el complejo sistema de salud de la entidad vecina.

Cruz Castellanos formó parte medular del sector salud de Tabasco durante la administración de Manuel Andrade Díaz que en tan solo –cinco años- culminaron obras inconclusas y construyeron 10 nuevos hospitales: de la Mujer, Juan Graham, el de Comalcalco, Paraíso, Teapa, el Centro de Rehabilitación, así como la rehabilitación de uno de los nosocomios más importantes de la entidad; el Rovirosa entre otros así como un stock de medicamentos que mantuvo un abasto significativo, todo eso los llevó a obtener el reconocimiento del Gobierno Federal como el mejor sistema de salud de todo el país.

Cruz Castellanos en su primera crisis como titular de salud la enfrentó bien y con una decisión firme al ordenar la destitución del titular de un centro de salud en Pijijiapan, Chiapas, donde una mujer dio a luz a las afueras del nosocomio ante la indiferencia del personal médico antes del alumbramiento.

En la era de las “benditas redes” nada pasa desapercibido…


javiermarinhdez@hotmail.com

Uno de los reclamos que más ha crecido con el planteamiento en el egreso presupuestal de la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador es el gasto discrecional y prioritario que se está otorgando al sur sureste del país –aunado al de la asistencia social económica a ciertos grupos- provocó que algunos líderes empresariales, políticos y sociales del centro y norte del país exigieran un compromiso al presidente con esa parte geográfica de la nación que desde su perspectiva es de las que más aporta al Producto Interno Bruto.

Y en parte les asiste la razón, pero, lo cierto es que desde inicios del siglo pasado una serie de políticas dirigidas a esa región del país lograron consolidar una zona económica pujante que también gozó del presupuesto obtenido de la riqueza petrolera del sur para su consolidación sin reparar en el atraso que eso significó para los sureños.

Las cosas han cambiado y en esa parte López Obrador sí repitió en campaña una y otra vez que su prioridad sería el sureste del país.

Ayer inició formalmente el proyecto Tren Maya como una semana antes el Plan Nacional de Refinación que incluye la construcción de la Refinería de Dos Bocas y hace algunos días el Plan de Hidrocarburos, con la particularidad de que se desarrollarán en el sur y en el caso del sector energético con plena justificación porque de esta zona se extrae casi la totalidad del petróleo y gas del país.

El presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez González -a una semana de la petición del Jefe del Ejecutivo al Congreso para apoyar el presupuesto para el sector- aseguró que Petróleos Mexicanos tendrá en términos generales un 10 por ciento de incremento en su presupuesto previsto para 2019 lo que permitirá el rescate inmediato.

De manera que la recuperación económica de la mano de los proyectos de la Federación aumentará la inversión privada y con ello empleos y crecimiento en un momento crucial para Tabasco y el sureste del país.

CONTORNO

Pepe Castellanos: la experiencia de Tabasco… ¡a Chiapas!

José Manuel Cruz Castellanos un ciudadano chiapaneco de nacimiento pero que realizó buena parte de su formación y vida profesional como médico en Tabasco, asumió el pasado 08 de diciembre la titularidad de la Secretaría de Salud del Estado de Chiapas en medio de una crisis hospitalaria, de sueldos y de otros problemas no tan graves como los de Tabasco –según sus propias declaraciones- pero que también implican un reto importante para tratar de recomponer el complejo sistema de salud de la entidad vecina.

Cruz Castellanos formó parte medular del sector salud de Tabasco durante la administración de Manuel Andrade Díaz que en tan solo –cinco años- culminaron obras inconclusas y construyeron 10 nuevos hospitales: de la Mujer, Juan Graham, el de Comalcalco, Paraíso, Teapa, el Centro de Rehabilitación, así como la rehabilitación de uno de los nosocomios más importantes de la entidad; el Rovirosa entre otros así como un stock de medicamentos que mantuvo un abasto significativo, todo eso los llevó a obtener el reconocimiento del Gobierno Federal como el mejor sistema de salud de todo el país.

Cruz Castellanos en su primera crisis como titular de salud la enfrentó bien y con una decisión firme al ordenar la destitución del titular de un centro de salud en Pijijiapan, Chiapas, donde una mujer dio a luz a las afueras del nosocomio ante la indiferencia del personal médico antes del alumbramiento.

En la era de las “benditas redes” nada pasa desapercibido…


javiermarinhdez@hotmail.com

sábado 16 de febrero de 2019

123 mil jóvenes

lunes 11 de febrero de 2019

Intocables y la gran simulación

sábado 09 de febrero de 2019

Seguridad y estrategia pero ¡sin recursos!

sábado 02 de febrero de 2019

AMLO: Catarsis tabasqueña

viernes 01 de febrero de 2019

Tabasco: el caos y el despegue

sábado 26 de enero de 2019

Tabasco: fortaleza y su debilidad

Cargar Más