/ lunes 23 de septiembre de 2019

Infierno en el Paraíso

Hace casi dos décadas, un ex funcionario público de los tres niveles de gobierno, en una reunión informativa y ante la irrupción violenta de asesinatos al estilo del crimen organizado en la entidad, relató a un grupo de corresponsales nacionales –incluido el reportero- lo que él creía sucedía desde la década de los setentas en Paraíso y contó una experiencia que le tocó vivir –al hacer el servicio de su carrera universitaria- en la zona de Mecoacán en los límites de Jalpa de Méndez y Paraíso.

De acuerdo a su testimonio, en ese lugar, en aquel tiempo –unos meses- había una inusual movilización de unidades en la que transportaban pequeños sacos que –eran tirados- y recogían en esa laguna por las noches. Fin de la historia.

Casi medio siglo después, en ese bellísimo municipio la ola criminal no se detiene.

En 2014 con la caída progresiva de la actividad petrolera y por ende de la producción fueron reportados distintos robos a empresas vinculadas al sector, que por falta de presupuesto abandonaron equipos e instalaciones al suspender sus trabajos de manera parcial.

Aquí se abordó el tema desde ese año (2014) por el incremento en los actos delictivos que se fueron conociendo.

Y aquí una síntesis de dos denuncias consignadas aquí apenas el año pasado, el primero cuando se anunció la Zona Económica Especial y el segundo con el de la Refinería de Dos Bocas:

20 de abril 2018

Pero, específicamente en la zona donde se pretende consolidar la Zona Económica Especial desde hace años se vienen denunciando cobros de derecho de piso, delincuencia en general y hasta la presencia de “piratas” que se encargaron de desmantelar dos de las plataformas marinas que fueron dejadas en la costa tras la disminución de la inversión en el sector.

Nadie se salva.

Hasta “ciertas autoridades” fueron denunciadas por tolerar la actividad criminal.

La descomposición es tal que el año pasado fueron asesinados varios miembros de una banda criminal que mantenía aterrorizada la región, dos de los ultimados que formaban parte de ese grupo delictivo eran empleados de Petróleos Mexicanos, cualquier conjetura es posible a partir de ese hecho particularmente grave.

De manera que los casi 30 mil millones de pesos que podrían radicarse en esa zona atraídos por los incentivos fiscales como la condonación del ISR por diez años y créditos disponibles estaría en riesgo de concretarse si es que antes no se otorgan todas las garantías necesarias de certidumbre y legalidad para los inversionistas.

Y lo que menos necesita la entidad son más promesas sin viabilidad…

21 de Julio 2018

En Paraíso y particularmente en esa región se cuentan historias de terror respecto a la inclemente ola delictiva que asola el lugar.

Se habla hasta de piratas, unidades de bandas de delincuentes que desmantelan lo mismo plataformas marítimas abandonadas, incluso extranjeras que barcos y se dedican incluso al secuestro, narcomenudeo y demás.

Constantemente en esa zona se informa de ajuste de cuentas, de asesinatos, desaparecidos, cuerpos abandonados, desmembrados y demás.

Y ahora la próxima secretaria de energía, Rocío Nahle ha informado que desde este sábado y con posterioridad hará diversos recorridos por la zona en mención para supervisar el sitio en donde será instalada la Refinería de Dos Bocas comprometida para su construcción por el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.


Hace casi dos décadas, un ex funcionario público de los tres niveles de gobierno, en una reunión informativa y ante la irrupción violenta de asesinatos al estilo del crimen organizado en la entidad, relató a un grupo de corresponsales nacionales –incluido el reportero- lo que él creía sucedía desde la década de los setentas en Paraíso y contó una experiencia que le tocó vivir –al hacer el servicio de su carrera universitaria- en la zona de Mecoacán en los límites de Jalpa de Méndez y Paraíso.

De acuerdo a su testimonio, en ese lugar, en aquel tiempo –unos meses- había una inusual movilización de unidades en la que transportaban pequeños sacos que –eran tirados- y recogían en esa laguna por las noches. Fin de la historia.

Casi medio siglo después, en ese bellísimo municipio la ola criminal no se detiene.

En 2014 con la caída progresiva de la actividad petrolera y por ende de la producción fueron reportados distintos robos a empresas vinculadas al sector, que por falta de presupuesto abandonaron equipos e instalaciones al suspender sus trabajos de manera parcial.

Aquí se abordó el tema desde ese año (2014) por el incremento en los actos delictivos que se fueron conociendo.

Y aquí una síntesis de dos denuncias consignadas aquí apenas el año pasado, el primero cuando se anunció la Zona Económica Especial y el segundo con el de la Refinería de Dos Bocas:

20 de abril 2018

Pero, específicamente en la zona donde se pretende consolidar la Zona Económica Especial desde hace años se vienen denunciando cobros de derecho de piso, delincuencia en general y hasta la presencia de “piratas” que se encargaron de desmantelar dos de las plataformas marinas que fueron dejadas en la costa tras la disminución de la inversión en el sector.

Nadie se salva.

Hasta “ciertas autoridades” fueron denunciadas por tolerar la actividad criminal.

La descomposición es tal que el año pasado fueron asesinados varios miembros de una banda criminal que mantenía aterrorizada la región, dos de los ultimados que formaban parte de ese grupo delictivo eran empleados de Petróleos Mexicanos, cualquier conjetura es posible a partir de ese hecho particularmente grave.

De manera que los casi 30 mil millones de pesos que podrían radicarse en esa zona atraídos por los incentivos fiscales como la condonación del ISR por diez años y créditos disponibles estaría en riesgo de concretarse si es que antes no se otorgan todas las garantías necesarias de certidumbre y legalidad para los inversionistas.

Y lo que menos necesita la entidad son más promesas sin viabilidad…

21 de Julio 2018

En Paraíso y particularmente en esa región se cuentan historias de terror respecto a la inclemente ola delictiva que asola el lugar.

Se habla hasta de piratas, unidades de bandas de delincuentes que desmantelan lo mismo plataformas marítimas abandonadas, incluso extranjeras que barcos y se dedican incluso al secuestro, narcomenudeo y demás.

Constantemente en esa zona se informa de ajuste de cuentas, de asesinatos, desaparecidos, cuerpos abandonados, desmembrados y demás.

Y ahora la próxima secretaria de energía, Rocío Nahle ha informado que desde este sábado y con posterioridad hará diversos recorridos por la zona en mención para supervisar el sitio en donde será instalada la Refinería de Dos Bocas comprometida para su construcción por el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.


viernes 22 de noviembre de 2019

Entorno | El secretario de ¿10?

viernes 15 de noviembre de 2019

Entorno | PEMEX: entre pasivos y un pasivo

lunes 11 de noviembre de 2019

Entorno | ¿Qué ha hecho?

viernes 08 de noviembre de 2019

Entorno | El circo: cuentas y cuentos

viernes 25 de octubre de 2019

Entorno I MORENA: el disruptivo

viernes 18 de octubre de 2019

ENTORNO | Inversión y desorganización

Cargar Más