/ lunes 16 de diciembre de 2019

Hoja de apuntes | Carpetazo al tema de tarifas

Ni bajará ni subirá. El precio de la energía eléctrica se mantendrá conforme a las tarifas actuales. Así lo determinó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita a Tabasco en medio de la inconformidad de usuarios sobre los cobros por consumo, sobre todo a partir de la ‘tarifa de invierno’.

De acuerdo al Índice Nacional de Precios al Consumidor, dado a conocer por el Inegi el lunes pasado, el genérico con mayor incidencia en el incremento de los precios al consumidor durante el mes de noviembre fue la electricidad, en todo el país, debido a la terminación del programa de tarifas eléctricas de temporada cálida para 2019.

Pero a diferencia de otras regiones de México, principalmente del centro hacia el Norte donde sí hay meses fríos, en el sureste, Tabasco en específico, las altas temperaturas prevalecen con pequeños intervalos de días frescos entre los meses de noviembre y febrero. Eso fue demostrado en el estudio de la UJAT que dio pie al cambio de tarifa de 1D a 1F.

Muestra de la molestia ciudadana sobre los montos de consumo, la expresó una persona al presidente en el municipio de Jalapa. La respuesta: por el momento no es posible bajar el precio de la luz. El presidente culpó a los gobiernos neoliberales de las malas condiciones de la CFE y será hasta que se fortalezca a la empresa cuando bajará el precio de la luz, aunque no dio un plazo estimado.

Pero la inconformidad ya no subyace. La petición pública de bajar las tarifas a la máxima autoridad en el país lo evidencia.

Se esperan semanas y meses complicados por delante tanto para los usuarios que califican como excesivos los cobros en esta temporada, como quienes aún no van a regularizarse y ante el panorama han decidido o piensan no hacerlo. Y ni qué decir de la autoridad estatal y de la CFE, cuyas esperanzas de una regularización plena se fincan en el nuevo programa.

Por sus montos, las deudas históricas ya eran impagables. Cancelar la deuda era una formalidad. Lo importante es, tal como se aludió durante 25 años, que Tabasco cuente con una tarifa baja y cobros acordes a las condiciones climáticas, sobre todo ahora que la economía estatal se mantiene como la de peor crecimiento en el país (con menos 10.3 por ciento a mitad del año).

¿Tras las palabras del presidente, habrá algún margen o resquicio para lograr acuerdos entre la CFE y el gobernador Adán Augusto López, que mejoren la disposición ciudadana hacia el programa “Adiós a tu deuda”? Por lo pronto la prórroga seguirá su marcha hasta mayo próximo.

HOJAS SUELTAS…

A 15 meses de gobierno en Centro, todo lo prometido en campaña por el alcalde, Evaristo Hernández, tendrá que esperar unos meses más. Que en el pasado quedarán la superficie lunar formada en Villahermosa y el agua ‘cochina’, como admitió el propio alcalde, que se suministra. El teleférico y la ciclovía, dos de sus propuestas insignia, de acuerdo al contenido de su primer informe, las olvidó. El gobernador le aventó un salvavidas al anunciar que la gestión ante el presidente para la nueva potabilizadora tuvo éxito y en 2020 será construida. Queda pues, como mala broma, la comparación del cantautor Salvador Manrique, hoy promotor turístico municipal, al afirmar que Villahermosa es mejor ciudad que Mérida, por cierto nombrada hace poco como la mejor ciudad del mundo para visitar fuera de los Estados Unidos, en la categoría de Ciudades Pequeñas. Ojalá algún día Villahermosa pueda lograr algo así.

Ni bajará ni subirá. El precio de la energía eléctrica se mantendrá conforme a las tarifas actuales. Así lo determinó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su reciente visita a Tabasco en medio de la inconformidad de usuarios sobre los cobros por consumo, sobre todo a partir de la ‘tarifa de invierno’.

De acuerdo al Índice Nacional de Precios al Consumidor, dado a conocer por el Inegi el lunes pasado, el genérico con mayor incidencia en el incremento de los precios al consumidor durante el mes de noviembre fue la electricidad, en todo el país, debido a la terminación del programa de tarifas eléctricas de temporada cálida para 2019.

Pero a diferencia de otras regiones de México, principalmente del centro hacia el Norte donde sí hay meses fríos, en el sureste, Tabasco en específico, las altas temperaturas prevalecen con pequeños intervalos de días frescos entre los meses de noviembre y febrero. Eso fue demostrado en el estudio de la UJAT que dio pie al cambio de tarifa de 1D a 1F.

Muestra de la molestia ciudadana sobre los montos de consumo, la expresó una persona al presidente en el municipio de Jalapa. La respuesta: por el momento no es posible bajar el precio de la luz. El presidente culpó a los gobiernos neoliberales de las malas condiciones de la CFE y será hasta que se fortalezca a la empresa cuando bajará el precio de la luz, aunque no dio un plazo estimado.

Pero la inconformidad ya no subyace. La petición pública de bajar las tarifas a la máxima autoridad en el país lo evidencia.

Se esperan semanas y meses complicados por delante tanto para los usuarios que califican como excesivos los cobros en esta temporada, como quienes aún no van a regularizarse y ante el panorama han decidido o piensan no hacerlo. Y ni qué decir de la autoridad estatal y de la CFE, cuyas esperanzas de una regularización plena se fincan en el nuevo programa.

Por sus montos, las deudas históricas ya eran impagables. Cancelar la deuda era una formalidad. Lo importante es, tal como se aludió durante 25 años, que Tabasco cuente con una tarifa baja y cobros acordes a las condiciones climáticas, sobre todo ahora que la economía estatal se mantiene como la de peor crecimiento en el país (con menos 10.3 por ciento a mitad del año).

¿Tras las palabras del presidente, habrá algún margen o resquicio para lograr acuerdos entre la CFE y el gobernador Adán Augusto López, que mejoren la disposición ciudadana hacia el programa “Adiós a tu deuda”? Por lo pronto la prórroga seguirá su marcha hasta mayo próximo.

HOJAS SUELTAS…

A 15 meses de gobierno en Centro, todo lo prometido en campaña por el alcalde, Evaristo Hernández, tendrá que esperar unos meses más. Que en el pasado quedarán la superficie lunar formada en Villahermosa y el agua ‘cochina’, como admitió el propio alcalde, que se suministra. El teleférico y la ciclovía, dos de sus propuestas insignia, de acuerdo al contenido de su primer informe, las olvidó. El gobernador le aventó un salvavidas al anunciar que la gestión ante el presidente para la nueva potabilizadora tuvo éxito y en 2020 será construida. Queda pues, como mala broma, la comparación del cantautor Salvador Manrique, hoy promotor turístico municipal, al afirmar que Villahermosa es mejor ciudad que Mérida, por cierto nombrada hace poco como la mejor ciudad del mundo para visitar fuera de los Estados Unidos, en la categoría de Ciudades Pequeñas. Ojalá algún día Villahermosa pueda lograr algo así.

lunes 24 de febrero de 2020

Hoja de apuntes | La CFE los une

miércoles 19 de febrero de 2020

Hoja de Apuntes | Mala jornada para Morena

viernes 14 de febrero de 2020

Hoja de Apuntes | Desmantelamiento opositor

miércoles 12 de febrero de 2020

Hoja de Apuntes | Galimatías de una rifa

lunes 10 de febrero de 2020

Hoja de apuntes | Reto a Semovi

viernes 07 de febrero de 2020

Hoja de Apuntes | Frenan el carpetazo

miércoles 05 de febrero de 2020

Hoja de Apuntes | Más poder a Semovi

Cargar Más