/ viernes 20 de septiembre de 2019

Gato encerrado

A pesar de que la diputada federal, Soraya Pérez Munguía, y el ex gobernador Manuel Andrade Díaz, no han manifestado públicamente sus aspiraciones a dirigir elPRI estatal, no los excluiría del todo del proceso interno, que, de acuerdo ala secretaria General, Alma Carolina Viggiano Austria, está a la vuelta de la esquina.

Ambos tienen todas las credenciales para buscar la dirigencia, sobre todo el exmandatario, que tiene políticamente el currículo vitae de mayor peso y, por ende, lleva mano.

Así que, si yo fuera el diputado Nicolás Bellizia Aboaft, el secretario de Organización, Dagoberto Lara Sedas y el propio líder priista Pedro Gutiérrez Gutiérrez, no los descartaría por ningún motivo.

La constante presencia de la cardenense en Tabasco, en donde no pierde oportunidad alguna para estar criticando con argumentos perspicaces las acciones de su paisano Andrés Manuel López Obrador y del actual gobernador Adán Augusto López Hernández, y de que sea una prominente integrante del grupo mexiquense, la convierte en una aspirante competente.

Además de que la dirigencia le daría el plus político que necesita para reforzar sus expectativas política de largo plazo, me refiero a la gubernatura.

Manuel Andrade Díaz, es de los actores políticos que, junto con Soraya Pérez Munguía, no ha quitado el dedo del renglón, cuanta oportunidad se le presenta, arremete mordazmente en contra del mascupanense, y sutilmente también se lleva de paso, al inquilino de la Quinta Grijalva, aunque su mayor critica la dirige al tepetitico.

Delos dos, el ex diputado local, es el que mejor la lleva con su ex par campechano, Alejandro Moreno Cárdenas, ya que fue delegado nacional del PRI en Campeche, cuando el ahora mandamás del institucional, era presidente del institucional en su tierra natal.

Sin pasar por alto, que uno y otro se la jugaron abiertamente con Moreno Cárdenas.

El otro que lo conoce a la perfección, y que tiene todos los méritos y la experiencia para arribar al edificio de la avenida 16 de Septiembre, es el legislador Nicolás Bellizia Aboaft, quien se hizo un amigo cercanísimo del famoso “Alito”, en San Lázaro, cuando fueron diputados federales.

Y que lo hace en uno de los aspirantes con mayores posibilidades de llegar a la dirigencia estatal.

Por lo que el malogrado candidato a la alcaldía de Huimanguillo, Dagoberto Lara Sedas, es el más débil de todo, y para su mala suerte, su principal apoyo, Gina Trujillo Zentella, se la jugó con Ivonne Aracelly Ortega Pacheco.

No tiene mayor esperanza.

Una vez, que se conozca la convocatoria para el proceso interno del PRI, habrá que estar muy pendiente de lo que decidan Soraya Pérez Munguía y ManuelAndrade Díaz, ya que, si deciden entrarle, serán dos huesos duros de roer.

Más de quien ya fue dos veces su dirigente.

Mientras tanto, no hay que perderlos de vistas.

Hay que ponerles, marcaje personal, como en el fútbol.


“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)


Definitivamente, la presencia del ex titular del Poder Ejecutivo, Andrés Rafael Granier Melo, en el informe de los parlamentarios que integran la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, realizado en un conocido hotel de la capital tabasqueña, opacó la finalidad del evento.

Ahora sí, que, como los grandes toreros, se llevó la tarde. Cortó orejas y rabo.

Fue a la entrada y a la salida, el más ovacionado, y el más asediado por los medios de comunicación.

Todo mundo, quería tomarse la foto con él.

Yes que la gente, no olvida que fue un gobernador muy cercano a sus gobernados.

A pesar de que la diputada federal, Soraya Pérez Munguía, y el ex gobernador Manuel Andrade Díaz, no han manifestado públicamente sus aspiraciones a dirigir elPRI estatal, no los excluiría del todo del proceso interno, que, de acuerdo ala secretaria General, Alma Carolina Viggiano Austria, está a la vuelta de la esquina.

Ambos tienen todas las credenciales para buscar la dirigencia, sobre todo el exmandatario, que tiene políticamente el currículo vitae de mayor peso y, por ende, lleva mano.

Así que, si yo fuera el diputado Nicolás Bellizia Aboaft, el secretario de Organización, Dagoberto Lara Sedas y el propio líder priista Pedro Gutiérrez Gutiérrez, no los descartaría por ningún motivo.

La constante presencia de la cardenense en Tabasco, en donde no pierde oportunidad alguna para estar criticando con argumentos perspicaces las acciones de su paisano Andrés Manuel López Obrador y del actual gobernador Adán Augusto López Hernández, y de que sea una prominente integrante del grupo mexiquense, la convierte en una aspirante competente.

Además de que la dirigencia le daría el plus político que necesita para reforzar sus expectativas política de largo plazo, me refiero a la gubernatura.

Manuel Andrade Díaz, es de los actores políticos que, junto con Soraya Pérez Munguía, no ha quitado el dedo del renglón, cuanta oportunidad se le presenta, arremete mordazmente en contra del mascupanense, y sutilmente también se lleva de paso, al inquilino de la Quinta Grijalva, aunque su mayor critica la dirige al tepetitico.

Delos dos, el ex diputado local, es el que mejor la lleva con su ex par campechano, Alejandro Moreno Cárdenas, ya que fue delegado nacional del PRI en Campeche, cuando el ahora mandamás del institucional, era presidente del institucional en su tierra natal.

Sin pasar por alto, que uno y otro se la jugaron abiertamente con Moreno Cárdenas.

El otro que lo conoce a la perfección, y que tiene todos los méritos y la experiencia para arribar al edificio de la avenida 16 de Septiembre, es el legislador Nicolás Bellizia Aboaft, quien se hizo un amigo cercanísimo del famoso “Alito”, en San Lázaro, cuando fueron diputados federales.

Y que lo hace en uno de los aspirantes con mayores posibilidades de llegar a la dirigencia estatal.

Por lo que el malogrado candidato a la alcaldía de Huimanguillo, Dagoberto Lara Sedas, es el más débil de todo, y para su mala suerte, su principal apoyo, Gina Trujillo Zentella, se la jugó con Ivonne Aracelly Ortega Pacheco.

No tiene mayor esperanza.

Una vez, que se conozca la convocatoria para el proceso interno del PRI, habrá que estar muy pendiente de lo que decidan Soraya Pérez Munguía y ManuelAndrade Díaz, ya que, si deciden entrarle, serán dos huesos duros de roer.

Más de quien ya fue dos veces su dirigente.

Mientras tanto, no hay que perderlos de vistas.

Hay que ponerles, marcaje personal, como en el fútbol.


“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)


Definitivamente, la presencia del ex titular del Poder Ejecutivo, Andrés Rafael Granier Melo, en el informe de los parlamentarios que integran la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, realizado en un conocido hotel de la capital tabasqueña, opacó la finalidad del evento.

Ahora sí, que, como los grandes toreros, se llevó la tarde. Cortó orejas y rabo.

Fue a la entrada y a la salida, el más ovacionado, y el más asediado por los medios de comunicación.

Todo mundo, quería tomarse la foto con él.

Yes que la gente, no olvida que fue un gobernador muy cercano a sus gobernados.

miércoles 09 de octubre de 2019

Tabasco político | La peor camada

lunes 07 de octubre de 2019

Cambios forzosos

miércoles 02 de octubre de 2019

En lugar de incentivarlos, los desalientan

miércoles 25 de septiembre de 2019

Mayúscula irresponsabilidad

lunes 23 de septiembre de 2019

“Yo tengo otros datos”

viernes 20 de septiembre de 2019

Gato encerrado

miércoles 11 de septiembre de 2019

¡Reprobados!

viernes 06 de septiembre de 2019

Fiscal, tramposo

Cargar Más