/ sábado 30 de marzo de 2019

España en Tabasco y una historia poco conocida

Y el perdón ¡de rodillas!

Hace casi cuatro décadas se contaban muchas historias en Tabasco, una de tantas y que era bastante frecuente entre una importante comunidad de españoles que se reunían en los restaurantes de cocina española y en los principales cafés de la ciudad y estaba relacionada con el surgimiento de un líder social, revolucionario de ascendencia española casi pura, su nombre: Andrés Manuel López Obrador.

Solía comentarse –para los que no estaban familiarizados- sobre la habilidad de sus abuelos y los padres de ese líder, particularmente, de la madre, por su actitud emprendedora y comerciante con la que habían sacado adelante a sus hijos.

Por supuesto que para entrar a ese círculo se requería ser español o amigo de ellos o de sus hijos y con ello compartir algunos de sus gustos comunes: una fabada asturiana, embutidos artesanales, vino, café, dominó, el tabaco y las interminables charlas después de sus jornadas laborales, empresariales en la tarde noche o la comida del domingo así como sucede en su país de origen.

Casi a mediados del siglo pasado un número importante de españoles que huían de la guerra civil española llegó a México y tuvo aquí su residencia de refugio para adultos y niños principalmente en Puebla, Guanajuato, Michoacán y Veracruz.

Algunos de esos españoles, pocos en realidad, arribaron a Tabasco para hacer de la entidad su residencia permanente, entre ellos se ayudaron para construir hoteles y moteles, mueblerías, tiendas de materiales de construcción, restaurantes, abarrotes y hasta blancos principalmente, así por ejemplo, un emigrante vasco que vino a reclamar una herencia –que nunca recuperó por ciertos artilugios legales de quienes la reclamaron como suya en aquellos tiempos- pudo salir adelante y construir una pequeña fortuna en base a su trabajo gracias a la ayuda de sus compatriotas.

Varios de esos españoles fundadores han muerto, en esta época esa generación tendrían entre 90 y 100 años de edad. Sobreviven sus hijos y nietos que pese a las adversidades siguen generando empleos y son parte de la dinámica económica de la entidad, incluso un grupo de hermanos –hijos de un extraordinario gallego del sector hotelero- abrió con éxito una cadena de ferreterías que tiene presencia en el sureste del país.

Esos españoles contemporáneos siempre se mostraron agradecidos de la acogida en México y la oportunidad que se les ofreció para construir una historia diferente y de éxito para ellos y sus familias.

Y aquel joven revolucionario Andrés Manuel siempre tuvo durante todos esos años el apoyo de esa comunidad aquí y en el Distrito Federal. Se pueden citar y corroborar muchos de esos datos.

La historia es mucho más completa y con detalles impregnados de lucha social, económica y política.

La nota final de esta “necesidad mediática” de algunos actores como el diputado Charly Valentino León Flores quien desde tribuna declaró ayer lo siguiente:

“desgraciadamente fuimos colonizados por lo peor de las razas que son españoles, yo no les pediría que pidieran disculpas sino que se arrodillaran ante nuestro país, porque gracias a ellos estamos viviendo toda la corrupción, porque, pues, realmente, nos colonizaron ellos”.

Este diputado de MORENA que presume ser políglota y de haber vivido en una decena de países sabrá realmente de la historia de las civilizaciones.

CONTORNO

Y los mezquinos…

“intereses políticos y mezquinos evitan que estrategias de seguridad den resultados en Tabasco” la aseveración provino esta semana de la diputada de MORENA y Presidenta de la Comisión de Seguridad en el Congreso de Tabasco, Julia Pardo Contreras.

¿Qué les pasa?

Que presente pruebas.

No más declaraciones absurdas, o estúpidas.

Y el perdón ¡de rodillas!

Hace casi cuatro décadas se contaban muchas historias en Tabasco, una de tantas y que era bastante frecuente entre una importante comunidad de españoles que se reunían en los restaurantes de cocina española y en los principales cafés de la ciudad y estaba relacionada con el surgimiento de un líder social, revolucionario de ascendencia española casi pura, su nombre: Andrés Manuel López Obrador.

Solía comentarse –para los que no estaban familiarizados- sobre la habilidad de sus abuelos y los padres de ese líder, particularmente, de la madre, por su actitud emprendedora y comerciante con la que habían sacado adelante a sus hijos.

Por supuesto que para entrar a ese círculo se requería ser español o amigo de ellos o de sus hijos y con ello compartir algunos de sus gustos comunes: una fabada asturiana, embutidos artesanales, vino, café, dominó, el tabaco y las interminables charlas después de sus jornadas laborales, empresariales en la tarde noche o la comida del domingo así como sucede en su país de origen.

Casi a mediados del siglo pasado un número importante de españoles que huían de la guerra civil española llegó a México y tuvo aquí su residencia de refugio para adultos y niños principalmente en Puebla, Guanajuato, Michoacán y Veracruz.

Algunos de esos españoles, pocos en realidad, arribaron a Tabasco para hacer de la entidad su residencia permanente, entre ellos se ayudaron para construir hoteles y moteles, mueblerías, tiendas de materiales de construcción, restaurantes, abarrotes y hasta blancos principalmente, así por ejemplo, un emigrante vasco que vino a reclamar una herencia –que nunca recuperó por ciertos artilugios legales de quienes la reclamaron como suya en aquellos tiempos- pudo salir adelante y construir una pequeña fortuna en base a su trabajo gracias a la ayuda de sus compatriotas.

Varios de esos españoles fundadores han muerto, en esta época esa generación tendrían entre 90 y 100 años de edad. Sobreviven sus hijos y nietos que pese a las adversidades siguen generando empleos y son parte de la dinámica económica de la entidad, incluso un grupo de hermanos –hijos de un extraordinario gallego del sector hotelero- abrió con éxito una cadena de ferreterías que tiene presencia en el sureste del país.

Esos españoles contemporáneos siempre se mostraron agradecidos de la acogida en México y la oportunidad que se les ofreció para construir una historia diferente y de éxito para ellos y sus familias.

Y aquel joven revolucionario Andrés Manuel siempre tuvo durante todos esos años el apoyo de esa comunidad aquí y en el Distrito Federal. Se pueden citar y corroborar muchos de esos datos.

La historia es mucho más completa y con detalles impregnados de lucha social, económica y política.

La nota final de esta “necesidad mediática” de algunos actores como el diputado Charly Valentino León Flores quien desde tribuna declaró ayer lo siguiente:

“desgraciadamente fuimos colonizados por lo peor de las razas que son españoles, yo no les pediría que pidieran disculpas sino que se arrodillaran ante nuestro país, porque gracias a ellos estamos viviendo toda la corrupción, porque, pues, realmente, nos colonizaron ellos”.

Este diputado de MORENA que presume ser políglota y de haber vivido en una decena de países sabrá realmente de la historia de las civilizaciones.

CONTORNO

Y los mezquinos…

“intereses políticos y mezquinos evitan que estrategias de seguridad den resultados en Tabasco” la aseveración provino esta semana de la diputada de MORENA y Presidenta de la Comisión de Seguridad en el Congreso de Tabasco, Julia Pardo Contreras.

¿Qué les pasa?

Que presente pruebas.

No más declaraciones absurdas, o estúpidas.

lunes 20 de mayo de 2019

Dejar la hamaca

sábado 18 de mayo de 2019

El otro Tabasco: el productivo

viernes 17 de mayo de 2019

Lo injusto y lo justo de la tarifa

sábado 11 de mayo de 2019

Aumentos: en tiempos de crisis

viernes 10 de mayo de 2019

Refinería dos bocas: bien y mal

sábado 04 de mayo de 2019

Los aprietos de un gobernador

viernes 03 de mayo de 2019

Insolventes

lunes 29 de abril de 2019

Tabasco: tolerancia y desencanto

sábado 13 de abril de 2019

Limpieza… ¡criminal!

Cargar Más