/ viernes 26 de marzo de 2021

Entorno | Vacunación: ampliación, eficiencia y ¿seguridad?

Tabasco: celeridad contra seguridad…

Miércoles 10 de marzo.

En el segundo día de vacunación a adultos mayores en el municipio de Centro (recuérdese que el primer municipio de Tabasco en vacunar a sus adultos mayores fue Cunduacán) un amigo me contó su experiencia personal al acudir a recibir la dosis de la vacuna contra el Covid.

Su primera impresión fue de felicidad, porque en su opinión había sido bastante rápida la atención, acudió en su vehículo.

Lo primero que lo solicitaron fue la credencial de elector (para corroborar que era de Centro y que tenía más de 60 años) al confirmarlo, le preguntaron si era diabético, hipertenso y en general si tenía algún padecimiento que reportar, respondió que padecía hipertensión, inmediatamente después le cuestionaron si se había tomado su medicación esa mañana su respuesta fue afirmativa, pero no era así, “había olvidado que ese día no la había tomado” porque se terminaron sus pastillas y en la farmacia donde se reabastece no había en existencia (ayer se reportó que en todo el país hay desabasto de Losartán por ejemplo, la más usada para la hipertensión), avanzó en la fila de coches y fue vacunado, esperó los 30 minutos reglamentarios y posteriormente le permitieron marcharse. Todo el proceso -reloj en mano- duró 39 minutos desde que entró hasta que salió.

Conforme transcurrió la jornada de inmunización en casi toda la entidad -que debe de reconocerse ha sido de las más completas y mejores en todo el país- porque fue pionera en implementar la estrategia de vacunación en automóviles y domiciliaria a personas que tienen problemas serios de movilidad mismas que recibieron las dosis en sus casas, hasta ahora no se han presentado problemas serios relacionados con la aplicación de las dosis suministradas, pero sí debería revisarse, de manera responsable, la estrategia implementada y el protocolo sanitario al momento de recibir a los ciudadanos.

Veracruz y Chiapas:

Después de escuchar y constatar algunas diferencias de aquí en comparación con dos estados vecinos, consulté a un médico chiapaneco (Pichucalco) y un par de conocidos residentes de (Tuxtla Gutiérrez) de esa entidad respecto al protocolo para la aplicación de la vacuna contra el Covid, los tres repitieron exactamente lo mismo:

Presentación de la credencial de elector, toma de la presión arterial, concentración de adultos en grupos de diez personas, vacunación y posteriormente el traslado a un salón para esperar 30 minutos, al final, en los testimonios de Tuxtla Gutiérrez, una doctora y una enfermera (en el caso de Pichucalco solo una enfermera) les preguntaron si alguno se siente mal, en los tres grupos referidos aquí expuestos ninguno presentó reacciones adversas y se marcharon.

En el caso de Veracruz, se han registrado casos de personas que no se les suministró la vacuna -por tener por encima del rango normal la presión arterial- mismos que son conminados a esperar o regresar hasta que se encuentren estables, también en esa entidad es obligatorio la toma de la presión arterial al iniciar el proceso para vacunarse.

Es probable que el testimonio del conocido tabasqueño y una experiencia personal familiar sean hechos aislados, igual y sí se realiza ese protocolo preventivo antes de suministrar la vacuna, afortunadamente hasta ahora se puede celebrar que la jornada de inmunización en Tabasco ha sido un éxito, pero nunca faltan los imponderables por lo que deberían de cuidar hasta el mínimo detalle.

Buenas noticias:

Tabasco se convertirá en los próximos días en la primera entidad en aplicar la segunda dosis a adultos mayores y podría ser también el primero en inmunizar a adultos de entre 55 y 60 años, el Plan Nacional de Vacunación contempla aglutinarlos entre 50 y 60 años, no obstante, en el caso de la entidad, dada la celeridad en la aplicación de las vacunas a los adultos mayores de 60 años y cubrir su segunda dosis permitiría abrir un nuevo bloque de inmunización.

No obstante, lo anterior, el riesgo del contagio se mantiene.


CONTORNO


La hora de la verdad…

javiermarinhdez@hotmail.com

Tabasco: celeridad contra seguridad…

Miércoles 10 de marzo.

En el segundo día de vacunación a adultos mayores en el municipio de Centro (recuérdese que el primer municipio de Tabasco en vacunar a sus adultos mayores fue Cunduacán) un amigo me contó su experiencia personal al acudir a recibir la dosis de la vacuna contra el Covid.

Su primera impresión fue de felicidad, porque en su opinión había sido bastante rápida la atención, acudió en su vehículo.

Lo primero que lo solicitaron fue la credencial de elector (para corroborar que era de Centro y que tenía más de 60 años) al confirmarlo, le preguntaron si era diabético, hipertenso y en general si tenía algún padecimiento que reportar, respondió que padecía hipertensión, inmediatamente después le cuestionaron si se había tomado su medicación esa mañana su respuesta fue afirmativa, pero no era así, “había olvidado que ese día no la había tomado” porque se terminaron sus pastillas y en la farmacia donde se reabastece no había en existencia (ayer se reportó que en todo el país hay desabasto de Losartán por ejemplo, la más usada para la hipertensión), avanzó en la fila de coches y fue vacunado, esperó los 30 minutos reglamentarios y posteriormente le permitieron marcharse. Todo el proceso -reloj en mano- duró 39 minutos desde que entró hasta que salió.

Conforme transcurrió la jornada de inmunización en casi toda la entidad -que debe de reconocerse ha sido de las más completas y mejores en todo el país- porque fue pionera en implementar la estrategia de vacunación en automóviles y domiciliaria a personas que tienen problemas serios de movilidad mismas que recibieron las dosis en sus casas, hasta ahora no se han presentado problemas serios relacionados con la aplicación de las dosis suministradas, pero sí debería revisarse, de manera responsable, la estrategia implementada y el protocolo sanitario al momento de recibir a los ciudadanos.

Veracruz y Chiapas:

Después de escuchar y constatar algunas diferencias de aquí en comparación con dos estados vecinos, consulté a un médico chiapaneco (Pichucalco) y un par de conocidos residentes de (Tuxtla Gutiérrez) de esa entidad respecto al protocolo para la aplicación de la vacuna contra el Covid, los tres repitieron exactamente lo mismo:

Presentación de la credencial de elector, toma de la presión arterial, concentración de adultos en grupos de diez personas, vacunación y posteriormente el traslado a un salón para esperar 30 minutos, al final, en los testimonios de Tuxtla Gutiérrez, una doctora y una enfermera (en el caso de Pichucalco solo una enfermera) les preguntaron si alguno se siente mal, en los tres grupos referidos aquí expuestos ninguno presentó reacciones adversas y se marcharon.

En el caso de Veracruz, se han registrado casos de personas que no se les suministró la vacuna -por tener por encima del rango normal la presión arterial- mismos que son conminados a esperar o regresar hasta que se encuentren estables, también en esa entidad es obligatorio la toma de la presión arterial al iniciar el proceso para vacunarse.

Es probable que el testimonio del conocido tabasqueño y una experiencia personal familiar sean hechos aislados, igual y sí se realiza ese protocolo preventivo antes de suministrar la vacuna, afortunadamente hasta ahora se puede celebrar que la jornada de inmunización en Tabasco ha sido un éxito, pero nunca faltan los imponderables por lo que deberían de cuidar hasta el mínimo detalle.

Buenas noticias:

Tabasco se convertirá en los próximos días en la primera entidad en aplicar la segunda dosis a adultos mayores y podría ser también el primero en inmunizar a adultos de entre 55 y 60 años, el Plan Nacional de Vacunación contempla aglutinarlos entre 50 y 60 años, no obstante, en el caso de la entidad, dada la celeridad en la aplicación de las vacunas a los adultos mayores de 60 años y cubrir su segunda dosis permitiría abrir un nuevo bloque de inmunización.

No obstante, lo anterior, el riesgo del contagio se mantiene.


CONTORNO


La hora de la verdad…

javiermarinhdez@hotmail.com