/ lunes 13 de enero de 2020

Entorno | La generación del mínimo esfuerzo y de la enajenación

El suicidio de un estudiante de once años tras asesinar a su maestra, herir a cinco compañeros y un docente en una escuela de Torreón, Coahuila revivió una discusión que en situaciones así se retoma, pero que con el tiempo queda en el olvido, para formar parte de una peligrosa normalidad cotidiana.

En este espacio desde hace años se insiste en el tema; pérdida de valores en el hogar, ausencia del padre y madre por amplios horarios laborales, hogares uniparentales, custodia de menores de edad a cargo de los abuelos por abandono de los padres, esto último una condición presente en muchos hogares de la entidad, de acuerdo a estudios de distintas instituciones.

Y quienes tienen la fortuna de crecer en un hogar tradicional enfrentan otro problema, la falta de atención de padres principalmente por la enajenación autoimpuesta, esa barrera que niños y jóvenes de ahora se incriminan con teléfonos celulares, videojuegos y otras herramientas tecnológicas a su alcance en menores de edad, adolescentes y jóvenes.

Hay incontables testimonios de docentes que se quejan (con absoluta razón) de la forma en cómo muchos padres exigen altas notas para sus hijos, pese a su bajo rendimiento y a que acuden con celulares y videojuegos a la escuela.

En las secundarias “es normal sentir el olor a mariguana” en calles circundantes, principalmente en turnos vespertinos, lo mismo en grados superiores. El acoso a chicas tampoco cesa, Tabasco tiene una de las más altas tasas de embarazo en adolescentes.

La intoxicación etílica o fumar cigarros, es hasta cierto punto algo común.

Y aunque el problema no se ve, muchos chicos portan armas de distinta manufactura, lo que mantiene latente un riesgo.

Las autoridades anteriores hicieron poco, pero no tuvieron mayores repercusiones ¿qué están haciendo ahora?

Tenemos un gran reto.

CONTORNO

El retorno de Granier…en la era 4T

Cuentan, los que saben, que el grupo encabezado por Andrés Granier Melo no cesa en su intento de resurgir políticamente para sumar a todos los prospectos posibles en la próxima elección constitucional del año 2021, sin embargo, los tiempos y circunstancias actuales dificultan sus metas.

A cinco años de su –aislamiento forzado- tras enfrentar un proceso legal encarcelado, el ex gobernador se ha reencontrado con muchos de sus devotos seguidores y con otros que no lo son tanto porque cuidan al extremo su adhesión al nuevo régimen para evitar discrepancias que podrían resultar perjudiciales.

No es secreto que en la pasada elección los granieristas trabajaron a favor de los abanderados de MORENA, sin embargo, el contundente efecto AMLO disminuyó o hizo más difícil la comprobación en términos electorales del respaldo de esta corriente política que busca reivindicarse. Y ahora están contracorriente.

El jueves, en la toma de protesta de la nueva dirigencia del PRI, reapareció el ex secretario de salud, Luis Felipe Graham Zapata y también algunos líderes identificados con Granier.

Una acción en esa ceremonia retrata el intento de resurgimiento:

Fabián Granier Calles desciende por las escaleras del Teatro de la sección 44, detrás de él, la comitiva del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno y del líder estatal Dagoberto Lara así como miembros del PRI en la entidad, entre otros.

Antes de entrar al auditorio, el grito de un joven lo detiene se le acerca y pide una selfie, se la toman; otro más solicita lo mismo y foto, a punto de pasar la puerta de acceso una mujer le grita:

“Fabián, papacito, espérame mi niño” el hijo del ex mandatario interrumpe de nuevo su paso y la llama, una señora de edad madura se acerca y le dice -con el contingente esperando a entrar- “queríamos saludarte, aquí viene toda tu gente atrás”, Granier Calles le cuestiona por qué no han ingresado, la señora no termina de responder y él le sugiere que entren después de que lo haga la comitiva y finalmente ingresa al recinto, donde el maestro de ceremonias, es el mismo personaje que fungió como tal en la administración de Granier.

Minutos después, esa fiel seguidora llama a la distancia a un grupo reducido de personas, con ella, solo suman cinco.

El suicidio de un estudiante de once años tras asesinar a su maestra, herir a cinco compañeros y un docente en una escuela de Torreón, Coahuila revivió una discusión que en situaciones así se retoma, pero que con el tiempo queda en el olvido, para formar parte de una peligrosa normalidad cotidiana.

En este espacio desde hace años se insiste en el tema; pérdida de valores en el hogar, ausencia del padre y madre por amplios horarios laborales, hogares uniparentales, custodia de menores de edad a cargo de los abuelos por abandono de los padres, esto último una condición presente en muchos hogares de la entidad, de acuerdo a estudios de distintas instituciones.

Y quienes tienen la fortuna de crecer en un hogar tradicional enfrentan otro problema, la falta de atención de padres principalmente por la enajenación autoimpuesta, esa barrera que niños y jóvenes de ahora se incriminan con teléfonos celulares, videojuegos y otras herramientas tecnológicas a su alcance en menores de edad, adolescentes y jóvenes.

Hay incontables testimonios de docentes que se quejan (con absoluta razón) de la forma en cómo muchos padres exigen altas notas para sus hijos, pese a su bajo rendimiento y a que acuden con celulares y videojuegos a la escuela.

En las secundarias “es normal sentir el olor a mariguana” en calles circundantes, principalmente en turnos vespertinos, lo mismo en grados superiores. El acoso a chicas tampoco cesa, Tabasco tiene una de las más altas tasas de embarazo en adolescentes.

La intoxicación etílica o fumar cigarros, es hasta cierto punto algo común.

Y aunque el problema no se ve, muchos chicos portan armas de distinta manufactura, lo que mantiene latente un riesgo.

Las autoridades anteriores hicieron poco, pero no tuvieron mayores repercusiones ¿qué están haciendo ahora?

Tenemos un gran reto.

CONTORNO

El retorno de Granier…en la era 4T

Cuentan, los que saben, que el grupo encabezado por Andrés Granier Melo no cesa en su intento de resurgir políticamente para sumar a todos los prospectos posibles en la próxima elección constitucional del año 2021, sin embargo, los tiempos y circunstancias actuales dificultan sus metas.

A cinco años de su –aislamiento forzado- tras enfrentar un proceso legal encarcelado, el ex gobernador se ha reencontrado con muchos de sus devotos seguidores y con otros que no lo son tanto porque cuidan al extremo su adhesión al nuevo régimen para evitar discrepancias que podrían resultar perjudiciales.

No es secreto que en la pasada elección los granieristas trabajaron a favor de los abanderados de MORENA, sin embargo, el contundente efecto AMLO disminuyó o hizo más difícil la comprobación en términos electorales del respaldo de esta corriente política que busca reivindicarse. Y ahora están contracorriente.

El jueves, en la toma de protesta de la nueva dirigencia del PRI, reapareció el ex secretario de salud, Luis Felipe Graham Zapata y también algunos líderes identificados con Granier.

Una acción en esa ceremonia retrata el intento de resurgimiento:

Fabián Granier Calles desciende por las escaleras del Teatro de la sección 44, detrás de él, la comitiva del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno y del líder estatal Dagoberto Lara así como miembros del PRI en la entidad, entre otros.

Antes de entrar al auditorio, el grito de un joven lo detiene se le acerca y pide una selfie, se la toman; otro más solicita lo mismo y foto, a punto de pasar la puerta de acceso una mujer le grita:

“Fabián, papacito, espérame mi niño” el hijo del ex mandatario interrumpe de nuevo su paso y la llama, una señora de edad madura se acerca y le dice -con el contingente esperando a entrar- “queríamos saludarte, aquí viene toda tu gente atrás”, Granier Calles le cuestiona por qué no han ingresado, la señora no termina de responder y él le sugiere que entren después de que lo haga la comitiva y finalmente ingresa al recinto, donde el maestro de ceremonias, es el mismo personaje que fungió como tal en la administración de Granier.

Minutos después, esa fiel seguidora llama a la distancia a un grupo reducido de personas, con ella, solo suman cinco.