/ lunes 14 de junio de 2021

Entorno | Hastío y el constante cambio

“No hay hermosas superficies, sin terribles profundidades” Friedrich Nietzsche.

El resultado de la jornada electoral del pasado domingo, independientemente de los argumentos y pruebas presuntamente legales que buscan acreditar los partidos de oposición, es necesario escudriñar el efecto a partir del comportamiento de los electores al momento de emitir sus votos.

Paraíso:

Un municipio pujante, que vive una derrama económica histórica, sin comparación en la historia, donde se construye una de las tres obras emblema de la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador, por mero sentido común tendría que haber refrendado el voto a favor del partido que gobierna (MORENA) como ocurrió en otras regiones, pero no fue así.

¿Y qué sucedió?

Para muchos ocurrió, eso que aquí a manera de alegoría social se reprodujo: el diálogo imposible entre un elector y el político, en la que el segundo en campaña, le recuerda al votante que “el gobierno le construyó una escuela, un puente, el centro de salud” a lo que el ciudadano le responde, sí, está bien, pero yo no tengo hijos en esa escuela, el puente no me sirve porque no tengo carro, el centro de salud menos, porque yo ni me enfermo.

Además de la contribución del alcalde de Paraíso al deterioro del gobierno o la poca movilidad de la candidata que influyó, pero puso su parte, el desarrollo, en ese municipio muchos sostienen que ni trabajan en la refinería, ni nada parecido y sí pagan las consecuencias del tráfico incluso de horas para entrar o salir o pasar por la cabecera municipal, eso sí, la derrama económica no se detiene, aun así, muchos creen que una “nueva autoridad municipal” de un partido distinto, podría poner orden, tampoco se minimiza el mérito de la alcaldesa electa Ana Castellanos o la influencia de los más de 10 mil votos de Alfonso Baca que fueron determinantes para el resultado final.

En Emiliano Zapata y Jonuta, en el caso de Armín Marín pretendía aumentar a 12 años el control del gobierno en ese municipio que mantenía bajo control por interpósitas personas con una base social de ciudadanos con los que pretendía ratificar su hegemonía, lo que, en democracia, un puñado de votos impidió.

En el caso de Jonuta, con apoyos de pollos a cientos de familias y despensas cada mes a un número en miles de beneficiados, tampoco resultaron suficientes, un grupo mayoritario -probablemente los no favorecidos- decidió votar por la no reelección de Alfonso Filigrana Castro.

En Cunduacán, hubo doble efecto, Nidia Naranjo Cobián la que más recuerda su “contribución al movimiento democrático de López Obrador” recibió el rechazo a su administración, porque quien compitió para alcalde de MORENA fue su secretario del Ayuntamiento y el resultado favoreció a un candidato independiente, Abraham “el chelito” Cano que también tiene como cualidad, su denodada lucha por nueve años hasta que lo logró, en ese municipio, el ex dirigente de MORENA, César Burelo quien pugnó por imponer al candidato de ese partido a la alcaldía, tampoco alcanzará la diputación plurinominal a la que aspiraba tras el triunfo total en las 21 diputaciones de mayoría de Tabasco.

Comalcalco, que se dijo tenía un fenómeno en el candidato a la alcaldía de MORENA en Gregorio Espadas, si bien triunfó, no fue tan contundente como se creía.

En conclusión, en otras palabras: nada es para siempre.


CONTORNO

La nueva emergencia por COVID en Tabasco

Jóvenes en su mayoría, es el sector de la población que más se está infectando por COVID-19 en Tabasco, lo que puede comprobarse con simple observación, en las filas de personas formadas para realizarse la prueba gratis que ofrece el gobierno de la entidad, el 80 por ciento o más no rebasan los 45 años y los que tienen más de esa edad sostienen que acuden a la prueba -pese a estar vacunados- porque sus hijos, sobrinos o nietos resultaron positivos.

El tema aquí es que es ahora el sector de entre 18 y 50 años el más propenso a infectarse, por una razón básica, están en edad productiva, tienen alta movilidad y no están vacunados, lo que enciende las alarmas y podría provocar nuevas medidas restrictivas severas que aumentarán el deterioro económico de la entidad en el que parecía verse una luz al final del túnel.

Como recomendación, el gobierno de Tabasco -por obvias razones- podría solicitar se incrementen las inmunizaciones a personas del rango de edad altamente vulnerable en este momento, lo que es posible, en las ciudades fronterizas de México ya lo están haciendo con vacunas de una sola dosis.

Otra medida, no restringir los horarios del transporte, ni de los supermercados o tiendas de autoservicio porque generan el efecto contrario “más aglutinamiento de personas”.

Y en el sector servicios, restaurantes y otros centros que generan empleos y derrama económica tampoco deberían imponerse de nuevo medidas restrictivas, por el contrario, mantener horarios, disminuir el número de clientes al interior y redoblar medidas sanitarias.

Esto que ahora ocurre aquí con los jóvenes ya sucedió en Europa, Asia y Estados Unidos, pese a las alarmas, el nivel de contagios decreció con el paso de las semanas, eso no significa renunciar a las medidas de emergencia, pero sí es importante sopesar bien, la difícil línea entre costo y riesgo.

javiermarinhdez@hotmail.com

“No hay hermosas superficies, sin terribles profundidades” Friedrich Nietzsche.

El resultado de la jornada electoral del pasado domingo, independientemente de los argumentos y pruebas presuntamente legales que buscan acreditar los partidos de oposición, es necesario escudriñar el efecto a partir del comportamiento de los electores al momento de emitir sus votos.

Paraíso:

Un municipio pujante, que vive una derrama económica histórica, sin comparación en la historia, donde se construye una de las tres obras emblema de la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador, por mero sentido común tendría que haber refrendado el voto a favor del partido que gobierna (MORENA) como ocurrió en otras regiones, pero no fue así.

¿Y qué sucedió?

Para muchos ocurrió, eso que aquí a manera de alegoría social se reprodujo: el diálogo imposible entre un elector y el político, en la que el segundo en campaña, le recuerda al votante que “el gobierno le construyó una escuela, un puente, el centro de salud” a lo que el ciudadano le responde, sí, está bien, pero yo no tengo hijos en esa escuela, el puente no me sirve porque no tengo carro, el centro de salud menos, porque yo ni me enfermo.

Además de la contribución del alcalde de Paraíso al deterioro del gobierno o la poca movilidad de la candidata que influyó, pero puso su parte, el desarrollo, en ese municipio muchos sostienen que ni trabajan en la refinería, ni nada parecido y sí pagan las consecuencias del tráfico incluso de horas para entrar o salir o pasar por la cabecera municipal, eso sí, la derrama económica no se detiene, aun así, muchos creen que una “nueva autoridad municipal” de un partido distinto, podría poner orden, tampoco se minimiza el mérito de la alcaldesa electa Ana Castellanos o la influencia de los más de 10 mil votos de Alfonso Baca que fueron determinantes para el resultado final.

En Emiliano Zapata y Jonuta, en el caso de Armín Marín pretendía aumentar a 12 años el control del gobierno en ese municipio que mantenía bajo control por interpósitas personas con una base social de ciudadanos con los que pretendía ratificar su hegemonía, lo que, en democracia, un puñado de votos impidió.

En el caso de Jonuta, con apoyos de pollos a cientos de familias y despensas cada mes a un número en miles de beneficiados, tampoco resultaron suficientes, un grupo mayoritario -probablemente los no favorecidos- decidió votar por la no reelección de Alfonso Filigrana Castro.

En Cunduacán, hubo doble efecto, Nidia Naranjo Cobián la que más recuerda su “contribución al movimiento democrático de López Obrador” recibió el rechazo a su administración, porque quien compitió para alcalde de MORENA fue su secretario del Ayuntamiento y el resultado favoreció a un candidato independiente, Abraham “el chelito” Cano que también tiene como cualidad, su denodada lucha por nueve años hasta que lo logró, en ese municipio, el ex dirigente de MORENA, César Burelo quien pugnó por imponer al candidato de ese partido a la alcaldía, tampoco alcanzará la diputación plurinominal a la que aspiraba tras el triunfo total en las 21 diputaciones de mayoría de Tabasco.

Comalcalco, que se dijo tenía un fenómeno en el candidato a la alcaldía de MORENA en Gregorio Espadas, si bien triunfó, no fue tan contundente como se creía.

En conclusión, en otras palabras: nada es para siempre.


CONTORNO

La nueva emergencia por COVID en Tabasco

Jóvenes en su mayoría, es el sector de la población que más se está infectando por COVID-19 en Tabasco, lo que puede comprobarse con simple observación, en las filas de personas formadas para realizarse la prueba gratis que ofrece el gobierno de la entidad, el 80 por ciento o más no rebasan los 45 años y los que tienen más de esa edad sostienen que acuden a la prueba -pese a estar vacunados- porque sus hijos, sobrinos o nietos resultaron positivos.

El tema aquí es que es ahora el sector de entre 18 y 50 años el más propenso a infectarse, por una razón básica, están en edad productiva, tienen alta movilidad y no están vacunados, lo que enciende las alarmas y podría provocar nuevas medidas restrictivas severas que aumentarán el deterioro económico de la entidad en el que parecía verse una luz al final del túnel.

Como recomendación, el gobierno de Tabasco -por obvias razones- podría solicitar se incrementen las inmunizaciones a personas del rango de edad altamente vulnerable en este momento, lo que es posible, en las ciudades fronterizas de México ya lo están haciendo con vacunas de una sola dosis.

Otra medida, no restringir los horarios del transporte, ni de los supermercados o tiendas de autoservicio porque generan el efecto contrario “más aglutinamiento de personas”.

Y en el sector servicios, restaurantes y otros centros que generan empleos y derrama económica tampoco deberían imponerse de nuevo medidas restrictivas, por el contrario, mantener horarios, disminuir el número de clientes al interior y redoblar medidas sanitarias.

Esto que ahora ocurre aquí con los jóvenes ya sucedió en Europa, Asia y Estados Unidos, pese a las alarmas, el nivel de contagios decreció con el paso de las semanas, eso no significa renunciar a las medidas de emergencia, pero sí es importante sopesar bien, la difícil línea entre costo y riesgo.

javiermarinhdez@hotmail.com