/ sábado 30 de abril de 2022

Encuéntrate mujer | Enamorate de tu hij@

Hoy se celebra en México el Día del Niño, y no dudo que varios padres pasarán este día un tiempo de calidad con sus hijos, para darles una buena celebración a esas personitas chiquitas que tanto amamos.

Sin embargo, ese tiempo que hoy se le está dando sólo dura un día, ya que al adulto con tantas responsabilidades especialmente económicas, se le va olvidando la parte más importante, que es el tiempo de calidad que le tenemos que dar a los niños, y cuando no lo estamos realizando es cuando inconscientemente le vamos sembrando una enorme carencia de amor con la ausencia, y no hablo de la física, sino de la conexión emocional.

Vivimos en un mundo de tecnología y lamentablemente, los niños y adolescentes están en mayor riesgo a diferentes situaciones como extorsión, abuso cibernético, cambio de personalidad por exceso de uso de la tecnología, etc. Muchas veces los padres permiten que los niños pasen horas usando la tecnología, porque es muy cómodo para ellos; así, simplemente se desentiende de ellos, dejando su cuidado a las “nanas electrónicas”, sin tener que incomodarse en dedicarles atención. “Gran error”.

Así que la importancia de este artículo es una gran oportunidad para enamorarte de tu hijo e hija cada día, porque ese el mejor cariño, y el más sincero que puedes tener.

Me encanta ser madre y como terapeuta, me encanta trabajar con los padres dándoles terapias, talleres y conferencias, porque para mí es una gran satisfacción ver cómo hacen su mejor esfuerzo en su función de padres para brindarle una disciplina con amor.

Cuando nos entregamos a la paternidad, y no hablo de que tenga que ser el 100% del tiempo, porque los otros porcentajes se tiene que repartir con las demás actividades que se tienen que cubrir, incluyendo la de su amor propio; hablo de tiempo de calidad, los padres que empiezan a tener ese equilibrio con un amor profundo hacia a su hijo o hija; sabe por intuición qué hacer y qué no hacer, cuando dar y cuando pedir, cuando ayudar y cuando dejar, cuando hablar y cuando callar, cuando retener y cuando soltar. Y cuando un padre no sabe qué hacer, se centra entonces en su corazón y le pregunta al amor, y el amor siempre responderá; no importa que error cometa, su impacto sobre su hijo o hija será suavizado por el amor,

Empieza aprender a verlos con esa expresión de amor que solo tú le puedes dar, obsérvalo en todas sus etapas, disfruta cada una de ellas, no pierdas un momento para verlo con admiración, sonríele levemente y sus ojos brillaran de amor mientras lo observas, dile siempre y no te canses, y en cada oportunidad que tengas, dile que lo amas, acompañado de ese beso dulce que solo un padre y madre sabe dar, y verás que recibirás lo mismo de ellos. Así como cuando inicias una relación y estas en la etapa del enamoramiento y sacas tu mejor versión, de la misma manera hazlo con tu hijo e hija, invítalo a cenar, ve películas con él o ella abrazados y sin interrupciones, sal al parque, has deporte con él o ella, mándale un mensaje de texto de amor si es que tiene celular, o escríbele una carta, hazle video como dedicatoria de amor, dedícale canciones y escúchenla juntos, en fin hay muchas infinidades de cosas que hacer para pasar el tiempo de calidad y darte la oportunidad de enamorarte cada día de tu hijo e hija.

Y recuerda amar y aceptar incondicionalmente a tu hijo/hija no significa permitirle todo, no ponerle límites, no ser firme, no experimentar jamás sentimientos como el enfado o el resentimiento; sino más bien significa amarlo como es, aun en los momentos en que te encuentras verdaderamente molesto con él/ella, y aunque tu cuerpo, tu voz, tu respiración, tus gestos y tu energía estén mostrando esa molestia, ahí en el fondo, en tu centro, está tu amor por él, y tu hijo lo siente desde su centro, y responde a él, porque quien se siente amado está más abierto y dispuesto.

Entonces, así como hacen votos y promesas a sus parejas el día que se casan o cuando se van a juntar, háganlo para con sus hijos. Aquí le dejo un mensaje de amor que pueden dedicarle a sus hijos/hijas personalmente ya sea que se lo lean, o lo etiquetes en el caso de los hijos más grande que ya tienen permitido las redes sociales, pero no hay más hermoso y emotivo que lo escuche de tu propia voz

MENSAJE DE AMOR PARA TU HIJO/HIJA:

1.- Hijo, has sido para mí, mi pasado, mi presente, y más bonito futuro. Eres el centro de mis pensamientos, eres mi mayor deseo y más grande orgullo.

2.- Eres mi hijo, mi amor más grande, todo lo he hecho para ti y por ti, quiero que todo lo que veas a tu alrededor te recuerde mi amor, porque eres mi hijo amado.

3.- Cambié mi vida, mi cuerpo y mi forma de pensar por ti. Di mi alma y mi energía, por sacarte adelante y enseñarte a vivir. Le pido a la vida que me permita vivir por muchos años, para acompañarte en lo dulce y en lo amargo. No puedo vivir tu vida, pero si te pido que la compartas conmigo. Quiero que vueles muy alto, pero nunca olvides que aquí está tu casa y que siempre tendrás tu nido.

NACER PARA VIVIR Y VIVIR PARA SER TÚ SOLO TÚ

Viridiana Ulin de los santos

Psicóloga, Tanatologa y Terapeuta Infantil

Previa cita: 99 33 44 19 89


Hoy se celebra en México el Día del Niño, y no dudo que varios padres pasarán este día un tiempo de calidad con sus hijos, para darles una buena celebración a esas personitas chiquitas que tanto amamos.

Sin embargo, ese tiempo que hoy se le está dando sólo dura un día, ya que al adulto con tantas responsabilidades especialmente económicas, se le va olvidando la parte más importante, que es el tiempo de calidad que le tenemos que dar a los niños, y cuando no lo estamos realizando es cuando inconscientemente le vamos sembrando una enorme carencia de amor con la ausencia, y no hablo de la física, sino de la conexión emocional.

Vivimos en un mundo de tecnología y lamentablemente, los niños y adolescentes están en mayor riesgo a diferentes situaciones como extorsión, abuso cibernético, cambio de personalidad por exceso de uso de la tecnología, etc. Muchas veces los padres permiten que los niños pasen horas usando la tecnología, porque es muy cómodo para ellos; así, simplemente se desentiende de ellos, dejando su cuidado a las “nanas electrónicas”, sin tener que incomodarse en dedicarles atención. “Gran error”.

Así que la importancia de este artículo es una gran oportunidad para enamorarte de tu hijo e hija cada día, porque ese el mejor cariño, y el más sincero que puedes tener.

Me encanta ser madre y como terapeuta, me encanta trabajar con los padres dándoles terapias, talleres y conferencias, porque para mí es una gran satisfacción ver cómo hacen su mejor esfuerzo en su función de padres para brindarle una disciplina con amor.

Cuando nos entregamos a la paternidad, y no hablo de que tenga que ser el 100% del tiempo, porque los otros porcentajes se tiene que repartir con las demás actividades que se tienen que cubrir, incluyendo la de su amor propio; hablo de tiempo de calidad, los padres que empiezan a tener ese equilibrio con un amor profundo hacia a su hijo o hija; sabe por intuición qué hacer y qué no hacer, cuando dar y cuando pedir, cuando ayudar y cuando dejar, cuando hablar y cuando callar, cuando retener y cuando soltar. Y cuando un padre no sabe qué hacer, se centra entonces en su corazón y le pregunta al amor, y el amor siempre responderá; no importa que error cometa, su impacto sobre su hijo o hija será suavizado por el amor,

Empieza aprender a verlos con esa expresión de amor que solo tú le puedes dar, obsérvalo en todas sus etapas, disfruta cada una de ellas, no pierdas un momento para verlo con admiración, sonríele levemente y sus ojos brillaran de amor mientras lo observas, dile siempre y no te canses, y en cada oportunidad que tengas, dile que lo amas, acompañado de ese beso dulce que solo un padre y madre sabe dar, y verás que recibirás lo mismo de ellos. Así como cuando inicias una relación y estas en la etapa del enamoramiento y sacas tu mejor versión, de la misma manera hazlo con tu hijo e hija, invítalo a cenar, ve películas con él o ella abrazados y sin interrupciones, sal al parque, has deporte con él o ella, mándale un mensaje de texto de amor si es que tiene celular, o escríbele una carta, hazle video como dedicatoria de amor, dedícale canciones y escúchenla juntos, en fin hay muchas infinidades de cosas que hacer para pasar el tiempo de calidad y darte la oportunidad de enamorarte cada día de tu hijo e hija.

Y recuerda amar y aceptar incondicionalmente a tu hijo/hija no significa permitirle todo, no ponerle límites, no ser firme, no experimentar jamás sentimientos como el enfado o el resentimiento; sino más bien significa amarlo como es, aun en los momentos en que te encuentras verdaderamente molesto con él/ella, y aunque tu cuerpo, tu voz, tu respiración, tus gestos y tu energía estén mostrando esa molestia, ahí en el fondo, en tu centro, está tu amor por él, y tu hijo lo siente desde su centro, y responde a él, porque quien se siente amado está más abierto y dispuesto.

Entonces, así como hacen votos y promesas a sus parejas el día que se casan o cuando se van a juntar, háganlo para con sus hijos. Aquí le dejo un mensaje de amor que pueden dedicarle a sus hijos/hijas personalmente ya sea que se lo lean, o lo etiquetes en el caso de los hijos más grande que ya tienen permitido las redes sociales, pero no hay más hermoso y emotivo que lo escuche de tu propia voz

MENSAJE DE AMOR PARA TU HIJO/HIJA:

1.- Hijo, has sido para mí, mi pasado, mi presente, y más bonito futuro. Eres el centro de mis pensamientos, eres mi mayor deseo y más grande orgullo.

2.- Eres mi hijo, mi amor más grande, todo lo he hecho para ti y por ti, quiero que todo lo que veas a tu alrededor te recuerde mi amor, porque eres mi hijo amado.

3.- Cambié mi vida, mi cuerpo y mi forma de pensar por ti. Di mi alma y mi energía, por sacarte adelante y enseñarte a vivir. Le pido a la vida que me permita vivir por muchos años, para acompañarte en lo dulce y en lo amargo. No puedo vivir tu vida, pero si te pido que la compartas conmigo. Quiero que vueles muy alto, pero nunca olvides que aquí está tu casa y que siempre tendrás tu nido.

NACER PARA VIVIR Y VIVIR PARA SER TÚ SOLO TÚ

Viridiana Ulin de los santos

Psicóloga, Tanatologa y Terapeuta Infantil

Previa cita: 99 33 44 19 89