/ lunes 5 de agosto de 2019

Elección de trámite

¿Habrá algún priista iluso en el concierto nacional y, por ende, local, qué de verdad crea, que la inteligente ex gobernadora de Yucatán, Mérida, Ivonne Aracelly Ortega Pacheco, tenga alguna oportunidad de ganarle el próximo 11 de agosto a su contrincante: Rafael Alejandro Moreno Cárdenas?

Creo que: ¡No!, aunque no dudo, de que por ahí haya algún despistado, como en otras ocasiones.

Tiros y troyanos, aceptan en corto, que el ex mandatario campechano va a ganar con la mano en la cintura.

Es más, la propia fémina está consciente de que no tiene ninguna oportunidad de vencer a su rival.

Y no porque no tenga la experiencia y los méritos necesarios para relevar en el edificio de insurgentes norte a su gris correligionaria Claudia Ruiz Massieu Salinas, sino lisa y llanamente porque quienes mandan en ese partido decidieron jugársela con el famoso y taimado, “Alito”.

Me refiero a la mayoría de los gobernadores priistas, que son los que van a costear y operar la jornada electoral a favor de Moreno Cárdenas. Sin omitir, claro está, a Enrique Peña Nieto y al mismísimo Carlos Salinas de Gortari.

Sin pasar por alto, el aval, ni más ni menos, que del paisano Andrés Manuel López Obrador.

Desde que Rafael Alejandro Moreno Cárdenas pidió licencia definitiva para dejar su investidura constitucional, nadie dudo, de que llegaría a dirigir el CEN del PRI, tal y como va a suceder.

De ahí, precisamente, la renuncia posterior del ex secretario de Salud, José Ramón Narro Robles y el que Ulises Ruiz Ortiz haya arreciado sus ataques furibundos. Y el que se haya sumado desesperadamente a Pacheco Ortega a cambio de no quedarse afuera de la negociación final.

La unción a la dirigencia nacional del institucional, es nada más cuestión de tiempo. No existe, ni la más remota posibilidad política de que ello no ocurra.

Es un secreto a voces.

Quizás con el piso parejo, la historia hubiera sido otra, pero como están planteadas las condiciones, su arribo es un hecho.

Se necesitaría una serie de escenarios desfavorables, que no se ven por ningún lado, para que las actuales circunstancias sufrieran un giro de 180 grados.

La llegada de Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, es inevitable.

Y no sé de qué carajo se extrañan los priistas, si en el PRI siempre ha sido la misma historia.

Ocurre lo que también se da en el PRD, Morena y demás partidos políticos.

La única diferencia -casi nunca se da- es que va a arribar a la dirigencia nacional, un priista que se la sabe de todas a todas, que viene desde abajo, que ha ocupado cargos partidistas en todos los niveles, incluyendo la propia gubernatura.

Es el mismo caso de Ivonne Aracelly Pacheco Ortega, que ahora no corrió la misma suerte que en otras ocasiones.

Movió mal sus fichas en el tablero nacional, y perdió, el principal partido de ajedrez: ¡¡Jaque mate!!

Después de todo: no siempre se gana.

Ni hablar.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

Los tabasqueños, y avecindados aquí, continúan ansiosamente esperando, que el presidente del Comité Organizador de la Feria Tabasco 2019, Miguel Wabi Yabur, informe detalladamente los ingresos y egresos de la máxima fiesta de Tabasco.

Sustancialmente, lo relacionado con los recursos públicos, impuestos de los contribuyentes, pues, que recibió del gobierno de Adán Augusto López Hernández.

Hasta el día de hoy, no hay absolutamente nada claro, al contrario, la desconfianza va en aumento.

Nadie se explica, por qué se ha tardado tanto, en entregar las cuentas, al menos de que los números no cuadren, como muchos sospechan.

Tenga un buen inicio de semana. ¡Qué el todopoderoso lo acompañe!


¿Habrá algún priista iluso en el concierto nacional y, por ende, local, qué de verdad crea, que la inteligente ex gobernadora de Yucatán, Mérida, Ivonne Aracelly Ortega Pacheco, tenga alguna oportunidad de ganarle el próximo 11 de agosto a su contrincante: Rafael Alejandro Moreno Cárdenas?

Creo que: ¡No!, aunque no dudo, de que por ahí haya algún despistado, como en otras ocasiones.

Tiros y troyanos, aceptan en corto, que el ex mandatario campechano va a ganar con la mano en la cintura.

Es más, la propia fémina está consciente de que no tiene ninguna oportunidad de vencer a su rival.

Y no porque no tenga la experiencia y los méritos necesarios para relevar en el edificio de insurgentes norte a su gris correligionaria Claudia Ruiz Massieu Salinas, sino lisa y llanamente porque quienes mandan en ese partido decidieron jugársela con el famoso y taimado, “Alito”.

Me refiero a la mayoría de los gobernadores priistas, que son los que van a costear y operar la jornada electoral a favor de Moreno Cárdenas. Sin omitir, claro está, a Enrique Peña Nieto y al mismísimo Carlos Salinas de Gortari.

Sin pasar por alto, el aval, ni más ni menos, que del paisano Andrés Manuel López Obrador.

Desde que Rafael Alejandro Moreno Cárdenas pidió licencia definitiva para dejar su investidura constitucional, nadie dudo, de que llegaría a dirigir el CEN del PRI, tal y como va a suceder.

De ahí, precisamente, la renuncia posterior del ex secretario de Salud, José Ramón Narro Robles y el que Ulises Ruiz Ortiz haya arreciado sus ataques furibundos. Y el que se haya sumado desesperadamente a Pacheco Ortega a cambio de no quedarse afuera de la negociación final.

La unción a la dirigencia nacional del institucional, es nada más cuestión de tiempo. No existe, ni la más remota posibilidad política de que ello no ocurra.

Es un secreto a voces.

Quizás con el piso parejo, la historia hubiera sido otra, pero como están planteadas las condiciones, su arribo es un hecho.

Se necesitaría una serie de escenarios desfavorables, que no se ven por ningún lado, para que las actuales circunstancias sufrieran un giro de 180 grados.

La llegada de Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, es inevitable.

Y no sé de qué carajo se extrañan los priistas, si en el PRI siempre ha sido la misma historia.

Ocurre lo que también se da en el PRD, Morena y demás partidos políticos.

La única diferencia -casi nunca se da- es que va a arribar a la dirigencia nacional, un priista que se la sabe de todas a todas, que viene desde abajo, que ha ocupado cargos partidistas en todos los niveles, incluyendo la propia gubernatura.

Es el mismo caso de Ivonne Aracelly Pacheco Ortega, que ahora no corrió la misma suerte que en otras ocasiones.

Movió mal sus fichas en el tablero nacional, y perdió, el principal partido de ajedrez: ¡¡Jaque mate!!

Después de todo: no siempre se gana.

Ni hablar.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

Los tabasqueños, y avecindados aquí, continúan ansiosamente esperando, que el presidente del Comité Organizador de la Feria Tabasco 2019, Miguel Wabi Yabur, informe detalladamente los ingresos y egresos de la máxima fiesta de Tabasco.

Sustancialmente, lo relacionado con los recursos públicos, impuestos de los contribuyentes, pues, que recibió del gobierno de Adán Augusto López Hernández.

Hasta el día de hoy, no hay absolutamente nada claro, al contrario, la desconfianza va en aumento.

Nadie se explica, por qué se ha tardado tanto, en entregar las cuentas, al menos de que los números no cuadren, como muchos sospechan.

Tenga un buen inicio de semana. ¡Qué el todopoderoso lo acompañe!


miércoles 21 de agosto de 2019

GROTESCA, UNCIÓN LEGISLATIVA

lunes 19 de agosto de 2019

Irresponsabilidad, Mayúscula

viernes 16 de agosto de 2019

¡¡PATADAS DE AHOGADO!!

miércoles 14 de agosto de 2019

Ave de tempestades

miércoles 07 de agosto de 2019

¡¡Justicia a secas!!

lunes 05 de agosto de 2019

Elección de trámite

viernes 02 de agosto de 2019

EL PRD, LA MEJOR ESCUELA

lunes 29 de julio de 2019

Un viejo lobo de mar

lunes 22 de julio de 2019

Completo fiasco

Cargar Más