/ lunes 26 de agosto de 2019

El pueblo sí lo pide

Si se atiende no solo a las benditas redes sociales en las que se prodigó la condena a su régimen y la sospecha de saqueo al erario, sino también el pulso de las opiniones directas en medios de comunicación sobre el gobierno de Arturo Núñez, no tendría que haber dudas de si la mayoría del pueblo tabasqueño desea que se enjuicie al ex gobernador.

Extraña que eso no haya quedado claro con el aplastante voto del 2 de julio de 2018, cuando el entonces mandatario estaba en el sótano de la evaluación sobre su gobierno y fue uno de los detonantes del voto en contra de todo lo que podría representarlo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dice que su gobierno no presentará denuncias contra Arturo Núñez, pero si las hubiera en curso –se entiende si es que provienen de otras instancias, como del gobierno del estado u otro órgano del Estado mexicano-, se van a desahogar.

Es más, afirma que sí promoverían desde el gobierno federal una acción penal si así lo pide el pueblo. Bueno, basta con leer la prensa, noticieros de radio, televisión y las benditas redes sociales para constatar que lo pide prácticamente desde antes de que Núñez dejara el cargo.

A esos ciudadanos que esperan cuando menos una investigación seria, sea contra el ex gobernador, sus ex colaboradores, ex alcaldes y sobre quienes haya sospecha fundada de haber desfalcado al erario, los mueve no un deseo de venganza, sino de justicia para que no prevalezca la impunidad.

El gobernador Adán Augusto López Hernández dijo la semana pasada que había denuncias presentadas, aunque no precisó si había alguna directa contra el ex gobernador, pero tampoco lo descartó. A decir del titular de Inteligencia Patrimonial, Arturo Abreu, pronto se sabrá el calibre de las investigaciones y hacia quienes van dirigidas.

Habrá que esperar hasta entonces para conocer el primer desenlace que tendrá no solo una consecuencia legal contra quienes resulten imputados, sino un impacto político por el tema del cumplimiento de la ley y de escuchar o no el clamor popular.

La aprobación de la cuenta pública 2017 fue un trago amargo para los diputados de Morena. La cuenta de 2018 puede representar mucho más que la condena pública. No bastaría con cargar en contra de, llamados así por el propio presidente, chivos expiatorios.

HOJAS SUELTAS…

Quien vino a refrendar las buenas nuevas presidenciales fue el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza. En Comalcalco presidió la entrega de ambulancias y adelantó que faltan 315 millones de pesos más este año por dispersar en apoyos a hospitales. “Vienen tiempos de crecimiento para Tabasco” dijo. Lo fundamentó en que la refinería generará inversiones por más de 150 mil millones de pesos en tres años. “Ya ahora mismo podemos decir que se siente el incremento de la actividad en el estado; no como quisiéramos, pero si uno revisa la tasa de ocupación de hoteles, restaurantes, ya empieza a haber incremento en actividad”.+++Ya el gobernador, Adán Augusto entregó a las empresas de la refinería la bolsa de trabajo de los miles de solicitantes. Y vaya que Tabasco necesita de un mayor empuje para dejar atrás su propia recesión y los índices de inseguridad que golpean a los ciudadanos, pese a los avances en las cifras contra el secuestro y robo de vehículos.

e-mail: nachoco68@hotmail.com

Si se atiende no solo a las benditas redes sociales en las que se prodigó la condena a su régimen y la sospecha de saqueo al erario, sino también el pulso de las opiniones directas en medios de comunicación sobre el gobierno de Arturo Núñez, no tendría que haber dudas de si la mayoría del pueblo tabasqueño desea que se enjuicie al ex gobernador.

Extraña que eso no haya quedado claro con el aplastante voto del 2 de julio de 2018, cuando el entonces mandatario estaba en el sótano de la evaluación sobre su gobierno y fue uno de los detonantes del voto en contra de todo lo que podría representarlo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dice que su gobierno no presentará denuncias contra Arturo Núñez, pero si las hubiera en curso –se entiende si es que provienen de otras instancias, como del gobierno del estado u otro órgano del Estado mexicano-, se van a desahogar.

Es más, afirma que sí promoverían desde el gobierno federal una acción penal si así lo pide el pueblo. Bueno, basta con leer la prensa, noticieros de radio, televisión y las benditas redes sociales para constatar que lo pide prácticamente desde antes de que Núñez dejara el cargo.

A esos ciudadanos que esperan cuando menos una investigación seria, sea contra el ex gobernador, sus ex colaboradores, ex alcaldes y sobre quienes haya sospecha fundada de haber desfalcado al erario, los mueve no un deseo de venganza, sino de justicia para que no prevalezca la impunidad.

El gobernador Adán Augusto López Hernández dijo la semana pasada que había denuncias presentadas, aunque no precisó si había alguna directa contra el ex gobernador, pero tampoco lo descartó. A decir del titular de Inteligencia Patrimonial, Arturo Abreu, pronto se sabrá el calibre de las investigaciones y hacia quienes van dirigidas.

Habrá que esperar hasta entonces para conocer el primer desenlace que tendrá no solo una consecuencia legal contra quienes resulten imputados, sino un impacto político por el tema del cumplimiento de la ley y de escuchar o no el clamor popular.

La aprobación de la cuenta pública 2017 fue un trago amargo para los diputados de Morena. La cuenta de 2018 puede representar mucho más que la condena pública. No bastaría con cargar en contra de, llamados así por el propio presidente, chivos expiatorios.

HOJAS SUELTAS…

Quien vino a refrendar las buenas nuevas presidenciales fue el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza. En Comalcalco presidió la entrega de ambulancias y adelantó que faltan 315 millones de pesos más este año por dispersar en apoyos a hospitales. “Vienen tiempos de crecimiento para Tabasco” dijo. Lo fundamentó en que la refinería generará inversiones por más de 150 mil millones de pesos en tres años. “Ya ahora mismo podemos decir que se siente el incremento de la actividad en el estado; no como quisiéramos, pero si uno revisa la tasa de ocupación de hoteles, restaurantes, ya empieza a haber incremento en actividad”.+++Ya el gobernador, Adán Augusto entregó a las empresas de la refinería la bolsa de trabajo de los miles de solicitantes. Y vaya que Tabasco necesita de un mayor empuje para dejar atrás su propia recesión y los índices de inseguridad que golpean a los ciudadanos, pese a los avances en las cifras contra el secuestro y robo de vehículos.

e-mail: nachoco68@hotmail.com

lunes 07 de octubre de 2019

Hoja de apuntes | Repartidera de culpas

viernes 04 de octubre de 2019

Alcaldías, ¿más de lo mismo?

lunes 30 de septiembre de 2019

Energía fósil, la apuesta

viernes 27 de septiembre de 2019

Del gozo al pozo

lunes 23 de septiembre de 2019

Los patitos feos

viernes 20 de septiembre de 2019

Descontrol en las calles

viernes 13 de septiembre de 2019

Salud cuesta arriba

lunes 09 de septiembre de 2019

Sin Amet, ¿a alguien le caerá el muerto?

Cargar Más