/ martes 26 de febrero de 2019

El expediente Núñez llega a la CDMX

Los datos de la cuantiosa corrupción en el período gubernamental de Arturo Núñez Jiménez han comenzado a llegar a los medios de la Ciudad de México, que son los únicos que le preocupan al perredista que en los próximos meses debe viajar a España a impartir un curso a universitarios sobre política mexicana.

Como la mayor parte de su carrera de casi medio siglo la realizó en la gran urbe (solo estuvo seis años en su tierra), el “prestigio” que siguió al operador político del régimen priísta tuvo su origen en la prensa metropolitana.

Vaya, esa “reputación” de político de grandes ligas se logró gracias a lo que la opinocracia expresaba de él allá donde el humo sustituye al oxígeno del infierno verde.

Así que las relaciones que tiene el tabasqueño en la capital son más importantes que las de su tierra.

De ahí que le afecte más lo que se diga en el altiplano.

En ese escenario ha comenzado la pesadilla para el perredista, a quien la nueva administración le está empezando a hallar presuntos actos delictivos.

Ayer, la columna Kiosko, del diario El Universal, la cual es alimentada con información de sus corresponsales en todo el país, sostuvo, bajo el título “Núñez se fue, pero sin pagar millones de pesos en luz”:

“Conforme pasan los días se van destapando más irregularidades de la administración estatal que encabezó el perredista Arturo Núñez, y ahora, nos platican, se sabe que dejó una deuda de mil 400 millones de pesos por no haber pagado el servicio de energía eléctrica a la CFE.

“A don Arturo, nos mencionan, se le hizo fácil gastarse el dinero y ahora, como el casero con un mal inquilino, la deuda la tendrá que pagar el gobernador Adán Augusto López Hernández (Morena), quien ya empezó las negociaciones con la empresa.

“Mientras tanto, nos señalan, las preguntas que se hacen los tabasqueños es dónde quedó ese dinero y si habrá sanciones. En ese sentido, nos dicen, son muchas las interrogantes, pues a casi dos meses de haber asumido el poder don Adán no se ha informado si hay pruebas contundentes para ir contra Núñez y sus colaboradores, algunos, por cierto, colocados en la alcaldía de Cuauhtémoc en la CDMX, donde el hijo de don Arturo es alcalde”.

Hasta ahí el comentario que, como puede verse, ya abrió otro flanco que tendrá que cuidar el esposo de Martha Lilia López Aguilera, que es la relación política con su hijo Néstor.

La columna Kiosko es ilustrada con una foto de Núñez, en la que se le observa extremadamente avejentado, con una palidez extrema y con varios kilos de menos, además de una mirada extraviada, metido en una guayabera de color azul claro por lo menos una talla más grande y arrugada.

Nada queda del arrogante político que se dio el lujo de retar “a la salida” a Andrés Manuel López Obrador.

Si usted vio las imágenes del ex gobernador Andrés Granier Melo cuando dejó la cárcel femenil de Tepepan, en el retrato del periódico nacional se observa más, pero mucho más acabado a quien fue pieza importante para que Granier fuera a prisión casi seis años.

PARA SU INFORMACIÓN…

ESTE REPORTERO ESTÁ en condiciones de informar que Núñez ha comenzado a operar su defensa mediática con el apoyo de la diputada plurinominal Dolores Gutiérrez, quien fue su vocera. La coartada es que al perredista no le han comprobado (ni le probarán) nada, y que si las nuevas autoridades logran tipificarle algún delito a alguno o algunos de sus colaboradores, la responsabilidad es de ellos, no de él. A Granier, vaya, lo aprehendieron por un presunto delito cometido por su secretario de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, quien, por cierto, le va ganando el pleito legal a la Fiscalía general del estado.


Los datos de la cuantiosa corrupción en el período gubernamental de Arturo Núñez Jiménez han comenzado a llegar a los medios de la Ciudad de México, que son los únicos que le preocupan al perredista que en los próximos meses debe viajar a España a impartir un curso a universitarios sobre política mexicana.

Como la mayor parte de su carrera de casi medio siglo la realizó en la gran urbe (solo estuvo seis años en su tierra), el “prestigio” que siguió al operador político del régimen priísta tuvo su origen en la prensa metropolitana.

Vaya, esa “reputación” de político de grandes ligas se logró gracias a lo que la opinocracia expresaba de él allá donde el humo sustituye al oxígeno del infierno verde.

Así que las relaciones que tiene el tabasqueño en la capital son más importantes que las de su tierra.

De ahí que le afecte más lo que se diga en el altiplano.

En ese escenario ha comenzado la pesadilla para el perredista, a quien la nueva administración le está empezando a hallar presuntos actos delictivos.

Ayer, la columna Kiosko, del diario El Universal, la cual es alimentada con información de sus corresponsales en todo el país, sostuvo, bajo el título “Núñez se fue, pero sin pagar millones de pesos en luz”:

“Conforme pasan los días se van destapando más irregularidades de la administración estatal que encabezó el perredista Arturo Núñez, y ahora, nos platican, se sabe que dejó una deuda de mil 400 millones de pesos por no haber pagado el servicio de energía eléctrica a la CFE.

“A don Arturo, nos mencionan, se le hizo fácil gastarse el dinero y ahora, como el casero con un mal inquilino, la deuda la tendrá que pagar el gobernador Adán Augusto López Hernández (Morena), quien ya empezó las negociaciones con la empresa.

“Mientras tanto, nos señalan, las preguntas que se hacen los tabasqueños es dónde quedó ese dinero y si habrá sanciones. En ese sentido, nos dicen, son muchas las interrogantes, pues a casi dos meses de haber asumido el poder don Adán no se ha informado si hay pruebas contundentes para ir contra Núñez y sus colaboradores, algunos, por cierto, colocados en la alcaldía de Cuauhtémoc en la CDMX, donde el hijo de don Arturo es alcalde”.

Hasta ahí el comentario que, como puede verse, ya abrió otro flanco que tendrá que cuidar el esposo de Martha Lilia López Aguilera, que es la relación política con su hijo Néstor.

La columna Kiosko es ilustrada con una foto de Núñez, en la que se le observa extremadamente avejentado, con una palidez extrema y con varios kilos de menos, además de una mirada extraviada, metido en una guayabera de color azul claro por lo menos una talla más grande y arrugada.

Nada queda del arrogante político que se dio el lujo de retar “a la salida” a Andrés Manuel López Obrador.

Si usted vio las imágenes del ex gobernador Andrés Granier Melo cuando dejó la cárcel femenil de Tepepan, en el retrato del periódico nacional se observa más, pero mucho más acabado a quien fue pieza importante para que Granier fuera a prisión casi seis años.

PARA SU INFORMACIÓN…

ESTE REPORTERO ESTÁ en condiciones de informar que Núñez ha comenzado a operar su defensa mediática con el apoyo de la diputada plurinominal Dolores Gutiérrez, quien fue su vocera. La coartada es que al perredista no le han comprobado (ni le probarán) nada, y que si las nuevas autoridades logran tipificarle algún delito a alguno o algunos de sus colaboradores, la responsabilidad es de ellos, no de él. A Granier, vaya, lo aprehendieron por un presunto delito cometido por su secretario de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, quien, por cierto, le va ganando el pleito legal a la Fiscalía general del estado.


viernes 13 de septiembre de 2019

El PRI, en terapia

jueves 12 de septiembre de 2019

La manga ancha de Morena

miércoles 11 de septiembre de 2019

Sobre Amet Ramos las coronas

martes 10 de septiembre de 2019

'Lunes negro' para los Núñez

lunes 09 de septiembre de 2019

Desprecia CEN del PRI a Tabasco

miércoles 04 de septiembre de 2019

Enojo moreno por cuenta de Núñez

martes 03 de septiembre de 2019

Crece presión ciudadana contra Núñez

viernes 30 de agosto de 2019

Periodismo de opinión, ¿contrapeso?

Cargar Más