/ viernes 1 de marzo de 2019

El apagón del Rovirosa y de otros hospitales

La respuesta de la responsable del sector resume de manera sucinta un diagnóstico –de la que son expertos los médicos- de un problema ocurrido al mediodía del pasado domingo 24 de febrero y no en la noche como erróneamente se difundió.

Los hechos: a las 14:32 minutos de ese domingo recibí seis fotografías y el video de lo acontecido y advertí a la fuente que por la imagen de los médicos y sus rostros que se aprecian plenamente podrían ocasionar algún problema, la recomendación fue solo divulgar una fotografía y valorar posteriormente el video.

Horas después fotos y video se hicieron virales en redes sociales en todo el país, lamentablemente por un hecho acontecido en el sector salud, una vez más en Tabasco y por un incidente que puede ocurrir –las eventualidades existen- pero que no debería presentarse continuamente.

El apagón

La denuncia de médicos del Hospital Rovirosa es que las fallas son frecuentes y se acusa que sucede por deficiencias en el suministro de energía eléctrica que provee la Comisión Federal de Electricidad (Gobierno de la República) y que en algunos casos entra la planta de emergencia y en otros tarda como en el caso del domingo hasta 15 minutos.

En minutos, incluso en segundos, cualquiera que esté sometido a una cirugía puede perder la vida, ni si diga de recién nacidos que presentan complicaciones respiratorias y en general aquellos que requieren de equipos que a su vez funcionan con la energía eléctrica o que alimenta una planta de emergencia. No es un caso para minimizar.

Y menos que ocurra con frecuencia y en uno más nuevo en construcción que es el segundo hospital en importancia de Villahermosa: el de Alta Especialidad Juan Graham.

Un médico especialista de ese nosocomio, a raíz de lo ocurrido en el Rovirosa, relató al reportero que el mismo problema ocurre en el Juan Graham, incluso hace un mes, se interrumpió el servicio de energía por parte de la CFE y las plantas de emergencia tampoco entraron lo que provocó que permanecieran sin luz durante más de media hora.

Ese mismo día por la tarde, la falla se presentó siete veces consecutivas. Testigos: pacientes, familiares y personal del nosocomio.

Además del médico, una segunda fuente confirmó los incidentes.

El sector salud tiene un problema más, aunado a los existentes y aquí no solo es competencia de los directores de los hospitales, de los jefes de mantenimiento o de los trabajadores de la salud, es un tema de recursos y por supuesto de la CFE y del Gobierno de la República.

Por cierto según la declaración del Director del Hospital Rovirosa la planta de emergencia fue adquirida en la administración de Arturo Núñez Jiménez hace cinco años lo que deja dos contradicciones: la primera de ellas es que al menos en eso hubo una inversión y la otra es que en caso de que la adquisición de esa planta haya sido irregular o un producto de mala calidad deberían anexar una queja, inconformidad o demanda en contra de los responsables.

Como dijo el propio gobernador Adán Augusto López Hernández, es lamentable la falla, pero se reconoce y agradece el profesionalismo de los médicos y trabajadores de la salud que pese al problema supieron resolverlo.

La valiente denuncia fue tan importante para la comunidad médica del país que hasta crearon el hashtag #YoTambienImproviso en el que denuncian carencias y falta de recursos en el sector salud.

Las pruebas se remiten.

CONTORNO

Seguridad Pública…

¿Y qué después del chivatazo?

La respuesta de la responsable del sector resume de manera sucinta un diagnóstico –de la que son expertos los médicos- de un problema ocurrido al mediodía del pasado domingo 24 de febrero y no en la noche como erróneamente se difundió.

Los hechos: a las 14:32 minutos de ese domingo recibí seis fotografías y el video de lo acontecido y advertí a la fuente que por la imagen de los médicos y sus rostros que se aprecian plenamente podrían ocasionar algún problema, la recomendación fue solo divulgar una fotografía y valorar posteriormente el video.

Horas después fotos y video se hicieron virales en redes sociales en todo el país, lamentablemente por un hecho acontecido en el sector salud, una vez más en Tabasco y por un incidente que puede ocurrir –las eventualidades existen- pero que no debería presentarse continuamente.

El apagón

La denuncia de médicos del Hospital Rovirosa es que las fallas son frecuentes y se acusa que sucede por deficiencias en el suministro de energía eléctrica que provee la Comisión Federal de Electricidad (Gobierno de la República) y que en algunos casos entra la planta de emergencia y en otros tarda como en el caso del domingo hasta 15 minutos.

En minutos, incluso en segundos, cualquiera que esté sometido a una cirugía puede perder la vida, ni si diga de recién nacidos que presentan complicaciones respiratorias y en general aquellos que requieren de equipos que a su vez funcionan con la energía eléctrica o que alimenta una planta de emergencia. No es un caso para minimizar.

Y menos que ocurra con frecuencia y en uno más nuevo en construcción que es el segundo hospital en importancia de Villahermosa: el de Alta Especialidad Juan Graham.

Un médico especialista de ese nosocomio, a raíz de lo ocurrido en el Rovirosa, relató al reportero que el mismo problema ocurre en el Juan Graham, incluso hace un mes, se interrumpió el servicio de energía por parte de la CFE y las plantas de emergencia tampoco entraron lo que provocó que permanecieran sin luz durante más de media hora.

Ese mismo día por la tarde, la falla se presentó siete veces consecutivas. Testigos: pacientes, familiares y personal del nosocomio.

Además del médico, una segunda fuente confirmó los incidentes.

El sector salud tiene un problema más, aunado a los existentes y aquí no solo es competencia de los directores de los hospitales, de los jefes de mantenimiento o de los trabajadores de la salud, es un tema de recursos y por supuesto de la CFE y del Gobierno de la República.

Por cierto según la declaración del Director del Hospital Rovirosa la planta de emergencia fue adquirida en la administración de Arturo Núñez Jiménez hace cinco años lo que deja dos contradicciones: la primera de ellas es que al menos en eso hubo una inversión y la otra es que en caso de que la adquisición de esa planta haya sido irregular o un producto de mala calidad deberían anexar una queja, inconformidad o demanda en contra de los responsables.

Como dijo el propio gobernador Adán Augusto López Hernández, es lamentable la falla, pero se reconoce y agradece el profesionalismo de los médicos y trabajadores de la salud que pese al problema supieron resolverlo.

La valiente denuncia fue tan importante para la comunidad médica del país que hasta crearon el hashtag #YoTambienImproviso en el que denuncian carencias y falta de recursos en el sector salud.

Las pruebas se remiten.

CONTORNO

Seguridad Pública…

¿Y qué después del chivatazo?

sábado 13 de abril de 2019

Limpieza… ¡criminal!

lunes 08 de abril de 2019

100 días

sábado 06 de abril de 2019

Se va

lunes 25 de marzo de 2019

Morir en el “Paraíso”

sábado 23 de marzo de 2019

La estrategia para abatir… inseguridad

Cargar Más