/ martes 16 de abril de 2019

Del odio a la incredulidad colectiva

Las muestras de enojo contra la administración de Arturo Núñez Jiménez, revividas a raíz de la muerte de Amet Ramos Troconis, se han convertido en incredulidad: de pronto, en el imaginario colectivo el deceso del ex secretario de Finanzas le pondrá fin a las investigaciones que demostrarían la culpabilidad del ex gobernador, aunque especialistas consideran que las indagatorias deben continuar.

Este acontecimiento, por otro lado, mete en un apuro al régimen de Morena, toda vez que Amet era el único ex funcionario que podía ser encarcelado, pues se sabe que ni Núñez ni su mujer, Martha Lilia López Aguilera, serán tocados.

Tendrán que buscar otro chivo expiatorio, considera Juan Pueblo.

De acuerdo con expertos en Derecho consultados por este espacio, el fallecimiento del primo de la ex directora del DIF, lo único que altera en las pesquisas es que a él ya no se le podrá ejercer acción penal, ya que el artículo 83 del Código Penal señala que el delito se extingue con la muerte de un imputado.

En todo caso, explica un conocido abogado, a esta persona ya no la podrá interrogar el fiscal del Ministerio Público, pero sí se puede punir a otros ex servidores públicos.

El especialista pone como ejemplo el desvío en la Secretaría de Salud del presupuesto para el seguro popular, lo cual fue reconocido por el ex secretario del ramo, Rommel Cerna Leeder, y por las actuales autoridades: en este caso, apunta, no se le podrá fincar responsabilidades por peculado a Amet Ramos, pero sí a los demás funcionarios relacionados, incluido Arturo Núñez por “consentir” el presunto delito.

(Nota: el ex mandatario Andrés Granier Melo fue sujeto a proceso por “consentir” el desvío de recursos en la Secretaría de Salud de la partida del seguro popular a otros rubros de la misma institución).

“La autoridad puede demostrar mediantes pruebas que los cheques para Salud, por ejemplo, sí fueron firmados por Amet, pero la responsabilidad se le puede imputar a los demás funcionarios involucrados en la investigación”, señala.

Las manifestaciones de ciudadanos en herramientas digitales son el sentido de que la muerte del ex tesorero impedirá que se haga justicia: existe la idea generalizada de que Núñez no será castigado por un acuerdo político con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por eso se creía que la cabeza de Amet sería ofrendada para calmar el enojo social.

Hay voces que en aparente irrespeto contra la memoria del difunto son terminantes: “muerto el perro se acabó la rabia”, afirman, para demostrar que las pesquisas ya no continuarán, y que hay la consigna de no encausar al ex gobernador.

Lo que sí parece evitar el fallecimiento de Ramos Troconis es que se llegue hasta Núñez: solo el difunto podía hacerlo responsable directo de lo que él haya hecho mal en la Secretaría de Planeación y Finanzas, lo mismo que involucrar a Martha Lilia, a quien se señala de manejar las finanzas del estado en el sexenio pasado.

Y si bien Amet se llevó a su tumba todos los secretos de la turbiedad de la administración pasada, y con ello terminó de proteger a su ex jefe, el nuevo gobierno deberá buscar a qué otro funcionario menor mete a la cárcel en lugar de Núñez para contener al pueblo, que como nunca exige castigo para quien tiene ya el pergamino de gobernador más corrupto de todos los tiempos.

PARA SU INFORMACIÓN…

SE DIO A conocer ayer el oficio emitido por la Fiscalía General de la República con número de expediente UNAI-I-1120/2019, referente a la carpeta de investigación FED/TAB/VSA/000090/2019, en el que se gira orden de presentación al ex alcalde de Macuspana, José Eduardo Rovirosa Ramírez, y en contra de los demás integrantes del Cabildo, por una denuncia interpuesta por la actual Contraloría municipal. Sería el colmo que este sujeto no vaya a prisión.


Las muestras de enojo contra la administración de Arturo Núñez Jiménez, revividas a raíz de la muerte de Amet Ramos Troconis, se han convertido en incredulidad: de pronto, en el imaginario colectivo el deceso del ex secretario de Finanzas le pondrá fin a las investigaciones que demostrarían la culpabilidad del ex gobernador, aunque especialistas consideran que las indagatorias deben continuar.

Este acontecimiento, por otro lado, mete en un apuro al régimen de Morena, toda vez que Amet era el único ex funcionario que podía ser encarcelado, pues se sabe que ni Núñez ni su mujer, Martha Lilia López Aguilera, serán tocados.

Tendrán que buscar otro chivo expiatorio, considera Juan Pueblo.

De acuerdo con expertos en Derecho consultados por este espacio, el fallecimiento del primo de la ex directora del DIF, lo único que altera en las pesquisas es que a él ya no se le podrá ejercer acción penal, ya que el artículo 83 del Código Penal señala que el delito se extingue con la muerte de un imputado.

En todo caso, explica un conocido abogado, a esta persona ya no la podrá interrogar el fiscal del Ministerio Público, pero sí se puede punir a otros ex servidores públicos.

El especialista pone como ejemplo el desvío en la Secretaría de Salud del presupuesto para el seguro popular, lo cual fue reconocido por el ex secretario del ramo, Rommel Cerna Leeder, y por las actuales autoridades: en este caso, apunta, no se le podrá fincar responsabilidades por peculado a Amet Ramos, pero sí a los demás funcionarios relacionados, incluido Arturo Núñez por “consentir” el presunto delito.

(Nota: el ex mandatario Andrés Granier Melo fue sujeto a proceso por “consentir” el desvío de recursos en la Secretaría de Salud de la partida del seguro popular a otros rubros de la misma institución).

“La autoridad puede demostrar mediantes pruebas que los cheques para Salud, por ejemplo, sí fueron firmados por Amet, pero la responsabilidad se le puede imputar a los demás funcionarios involucrados en la investigación”, señala.

Las manifestaciones de ciudadanos en herramientas digitales son el sentido de que la muerte del ex tesorero impedirá que se haga justicia: existe la idea generalizada de que Núñez no será castigado por un acuerdo político con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por eso se creía que la cabeza de Amet sería ofrendada para calmar el enojo social.

Hay voces que en aparente irrespeto contra la memoria del difunto son terminantes: “muerto el perro se acabó la rabia”, afirman, para demostrar que las pesquisas ya no continuarán, y que hay la consigna de no encausar al ex gobernador.

Lo que sí parece evitar el fallecimiento de Ramos Troconis es que se llegue hasta Núñez: solo el difunto podía hacerlo responsable directo de lo que él haya hecho mal en la Secretaría de Planeación y Finanzas, lo mismo que involucrar a Martha Lilia, a quien se señala de manejar las finanzas del estado en el sexenio pasado.

Y si bien Amet se llevó a su tumba todos los secretos de la turbiedad de la administración pasada, y con ello terminó de proteger a su ex jefe, el nuevo gobierno deberá buscar a qué otro funcionario menor mete a la cárcel en lugar de Núñez para contener al pueblo, que como nunca exige castigo para quien tiene ya el pergamino de gobernador más corrupto de todos los tiempos.

PARA SU INFORMACIÓN…

SE DIO A conocer ayer el oficio emitido por la Fiscalía General de la República con número de expediente UNAI-I-1120/2019, referente a la carpeta de investigación FED/TAB/VSA/000090/2019, en el que se gira orden de presentación al ex alcalde de Macuspana, José Eduardo Rovirosa Ramírez, y en contra de los demás integrantes del Cabildo, por una denuncia interpuesta por la actual Contraloría municipal. Sería el colmo que este sujeto no vaya a prisión.


miércoles 16 de octubre de 2019

De primera mano | Centro, de capital interés

jueves 10 de octubre de 2019

Oposición a medias

miércoles 09 de octubre de 2019

De primera mano | 2021: Sin AMLO en la boleta

viernes 04 de octubre de 2019

PRI: La“guerra civil”que viene

jueves 03 de octubre de 2019

Se apaga la estrella

miércoles 02 de octubre de 2019

UJAT: ¡Aaarrancan!

martes 01 de octubre de 2019

Se adelantan al 2024

Cargar Más