/ jueves 11 de junio de 2020

Ayuntamientos solidarios

A unos días de regresar de manera paulatina y escalonada a una nueva normalidad, seguimos atravesando momentos críticos en materia de salubridad y económica derivados de la pandemia por el COVID 19. Nos encontramos sin duda, en un escenario sin precedente e incierto para la gran mayoría de la población en nuestra entidad.

El impacto del COVID-19 en el día a día ha sido demoledor en el ámbito económico. Son muchas las pequeñas y medianas empresas, además de los emprendedores y personas que se dedican al comercio informal, que se encuentran en una situación en la que no solo han tenido pérdidas a nivel económico, sino que, se enfrentan ya a la falta de liquidez para poder afrontar los pagos más inmediatos, no solo derivados de su actividad profesional o económica, sino también, para hacerle frente a pagos básicos como luz, agua, teléfono, transporte público, gas, y por supuesto, el alimento diario.

De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa consultora Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) al menos siete de cada 10 mexicanos consideran que la emergencia sanitaria debido a la pandemia afectó ya su economía familiar.

En ese mismo sentido, una encuesta realizada por el Instituto de Investigación para el Desarrollo con Equidad de la Universidad Iberoamericana, da como resultado que uno de cada tres hogares reportó una pérdida de 50% o más de sus ingresos respecto al mes de febrero. Igualmente, esta fuente señala que 37.7%, de los hogares más vulnerables, contestaron que uno o más de sus integrantes perdieron su empleo o alguna otra fuente de ingreso y, otro dato desalentador, es que, la tasa más alta de desempleo se ubica entre personas de 25 y 34 años de edad y después entre los jóvenes de 18 y 24 años de edad; siempre en las crisis hay gente que le va peor y en este caso, en materia económica, es a los jóvenes.

Por ello, en el PVEM planteamos que los 16 ayuntamientos y el concejo municipal de Jalapa, sean partícipes y promotores para reactivar la economía y proteger el empleo de todos. Exhortamos a que desde el seno de los municipios se tomen acciones inmediatas y eficaces para aminorar el desempleo y las pérdidas económicas de empresas, familias y negocios. Consideramos que es preciso que las administraciones municipales sean facilitadores y generadores de condiciones para que las empresas y familias puedan poco a poco salir adelante y resentir menos el impacto que está dejando la pandemia.

Entre estas medidas estamos exhortando que se realice la suspensión o prorroga amplia del pago impuesto y licencias de funcionamiento. Así mismo, se propone que los gobiernos en los municipios puedan ampliar los plazos sin cobrar ningún interés o recargo alguno, así como establecer la política de descuentos en el pago del predial, como en el pago de otras contribuciones municipales. Al igual, se

plantea el no cobro del servicio de agua potable durante los meses que hubo el confinamiento y la política pública de salubridad de sana distancia Es momento de ayuntamientos solidarios.

A unos días de regresar de manera paulatina y escalonada a una nueva normalidad, seguimos atravesando momentos críticos en materia de salubridad y económica derivados de la pandemia por el COVID 19. Nos encontramos sin duda, en un escenario sin precedente e incierto para la gran mayoría de la población en nuestra entidad.

El impacto del COVID-19 en el día a día ha sido demoledor en el ámbito económico. Son muchas las pequeñas y medianas empresas, además de los emprendedores y personas que se dedican al comercio informal, que se encuentran en una situación en la que no solo han tenido pérdidas a nivel económico, sino que, se enfrentan ya a la falta de liquidez para poder afrontar los pagos más inmediatos, no solo derivados de su actividad profesional o económica, sino también, para hacerle frente a pagos básicos como luz, agua, teléfono, transporte público, gas, y por supuesto, el alimento diario.

De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa consultora Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) al menos siete de cada 10 mexicanos consideran que la emergencia sanitaria debido a la pandemia afectó ya su economía familiar.

En ese mismo sentido, una encuesta realizada por el Instituto de Investigación para el Desarrollo con Equidad de la Universidad Iberoamericana, da como resultado que uno de cada tres hogares reportó una pérdida de 50% o más de sus ingresos respecto al mes de febrero. Igualmente, esta fuente señala que 37.7%, de los hogares más vulnerables, contestaron que uno o más de sus integrantes perdieron su empleo o alguna otra fuente de ingreso y, otro dato desalentador, es que, la tasa más alta de desempleo se ubica entre personas de 25 y 34 años de edad y después entre los jóvenes de 18 y 24 años de edad; siempre en las crisis hay gente que le va peor y en este caso, en materia económica, es a los jóvenes.

Por ello, en el PVEM planteamos que los 16 ayuntamientos y el concejo municipal de Jalapa, sean partícipes y promotores para reactivar la economía y proteger el empleo de todos. Exhortamos a que desde el seno de los municipios se tomen acciones inmediatas y eficaces para aminorar el desempleo y las pérdidas económicas de empresas, familias y negocios. Consideramos que es preciso que las administraciones municipales sean facilitadores y generadores de condiciones para que las empresas y familias puedan poco a poco salir adelante y resentir menos el impacto que está dejando la pandemia.

Entre estas medidas estamos exhortando que se realice la suspensión o prorroga amplia del pago impuesto y licencias de funcionamiento. Así mismo, se propone que los gobiernos en los municipios puedan ampliar los plazos sin cobrar ningún interés o recargo alguno, así como establecer la política de descuentos en el pago del predial, como en el pago de otras contribuciones municipales. Al igual, se

plantea el no cobro del servicio de agua potable durante los meses que hubo el confinamiento y la política pública de salubridad de sana distancia Es momento de ayuntamientos solidarios.