/ viernes 16 de agosto de 2019

Anticipo presupuestal ¿porque no otras medidas?

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández anunció que gestiona ante el Gobierno Federal, concretamente la Secretaría de Hacienda –un anticipo presupuestal de participaciones federales correspondientes al año 2020- hasta por 5 mil millones de pesos para enfrentar lo que resta del año 2019 y que como todos saben incrementa el gasto público de manera significativa por los compromisos financieros de finales del año.

Con un presidente de origen tabasqueño y dado la cercanía con el mandatario estatal es bastante probable que esa solicitud se autorice, no obstante, eso no solucionaría el problema de fondo que es la insuficiencia de recursos y sin una perspectiva para tratar de corregirlo y aumentar las participaciones.

Aunque existen avances aún se mantienen problemas históricos pese a que el mandatario federal ha insistido en su discurso sobre el olvido histórico del sureste del país, dentro de los que se encuentra Tabasco, incluso, recientemente reprochó que por muchos años más del 50 por ciento de los ingresos petroleros fueron destinados exclusivamente a desarrollar el Norte del país, mientras que los estados productores de petróleo y gas no fueron prioridad.

En ese sentido habría que tomarle la palabra al Presidente, porque ofrece disposición, el problema es que faltan desde aquí los planteamientos formales, políticos, económicos, sociales y legales para darle forma a la petición.


En 2009 un cambio en la fórmula para la asignación de recursos a los estados perjudicó de manera importante a Tabasco con lo que se agravó su condición económica, ensanchó la pobreza y profundizó la crisis que se mantiene hasta nuestros tiempos –además de pésimas políticas y políticos-.

Un nuevo planteamiento fiscal para modificar esa fórmula y retribuir presupuestalmente no solo a Tabasco, sino a Campeche, Chiapas, Yucatán y hasta Veracruz todo lo que han aportado en riqueza petrolera, gas y recursos naturales para el crecimiento y desarrollo de México podría compensar parte del retraso que asola esta región.

Es posible aprovechar –aquí sí- la mayoría parlamentaria en el Congreso de la Unión para impulsar todas las reformas posibles encaminadas a incentivar el desarrollo en la región.

El foro celebrado en Oaxaca esta semana que encabezó el Presidente Andrés Manuel López Obrador y los gobernadores del sur sureste es un buen avance –pero carece de las herramientas legales para darle el soporte necesario- y más bien parece una reedición de otros programas sexenales que han terminado en nada, salvo, el gasto burocrático y de movilización de funcionarios públicos.

Pobreza, marginación, inseguridad y desempleo:

Los cuatro indicadores anteriores que tienen una presencia marcada en la entidad serían justificación suficiente para trazar un plan firme que revierta la condición que pese a todos los intentos: sigue presente en Tabasco.

¿Quién se podría oponer a una lucha así por más recursos y derrama para Tabasco?


CONTORNO

Desalojo a bloqueadores: los primeros “ajusticiados”

El gobernador Adán Augusto López Hernández reveló que fueron liberados los pozos petroleros Terra 123 y Kenora en Nacajuca que mantenían tomados –bloqueados- miembros de cuatro organizaciones pseudosindicales.

En el desalojo participaron fuerzas federales y estatales, la medida representaría –aunque el mandatario no quiso admitirlo- la primera aplicación de las reformas al Código Penal del Estado de Tabasco que recientemente fueron impulsadas y aprobadas en la Cámara de Diputados.

Ahora habrá que esperar el número de detenidos y las sanciones que recibirán conforme a los nuevos ordenamientos legales.


javiermarinhdez@hotmail.com

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández anunció que gestiona ante el Gobierno Federal, concretamente la Secretaría de Hacienda –un anticipo presupuestal de participaciones federales correspondientes al año 2020- hasta por 5 mil millones de pesos para enfrentar lo que resta del año 2019 y que como todos saben incrementa el gasto público de manera significativa por los compromisos financieros de finales del año.

Con un presidente de origen tabasqueño y dado la cercanía con el mandatario estatal es bastante probable que esa solicitud se autorice, no obstante, eso no solucionaría el problema de fondo que es la insuficiencia de recursos y sin una perspectiva para tratar de corregirlo y aumentar las participaciones.

Aunque existen avances aún se mantienen problemas históricos pese a que el mandatario federal ha insistido en su discurso sobre el olvido histórico del sureste del país, dentro de los que se encuentra Tabasco, incluso, recientemente reprochó que por muchos años más del 50 por ciento de los ingresos petroleros fueron destinados exclusivamente a desarrollar el Norte del país, mientras que los estados productores de petróleo y gas no fueron prioridad.

En ese sentido habría que tomarle la palabra al Presidente, porque ofrece disposición, el problema es que faltan desde aquí los planteamientos formales, políticos, económicos, sociales y legales para darle forma a la petición.


En 2009 un cambio en la fórmula para la asignación de recursos a los estados perjudicó de manera importante a Tabasco con lo que se agravó su condición económica, ensanchó la pobreza y profundizó la crisis que se mantiene hasta nuestros tiempos –además de pésimas políticas y políticos-.

Un nuevo planteamiento fiscal para modificar esa fórmula y retribuir presupuestalmente no solo a Tabasco, sino a Campeche, Chiapas, Yucatán y hasta Veracruz todo lo que han aportado en riqueza petrolera, gas y recursos naturales para el crecimiento y desarrollo de México podría compensar parte del retraso que asola esta región.

Es posible aprovechar –aquí sí- la mayoría parlamentaria en el Congreso de la Unión para impulsar todas las reformas posibles encaminadas a incentivar el desarrollo en la región.

El foro celebrado en Oaxaca esta semana que encabezó el Presidente Andrés Manuel López Obrador y los gobernadores del sur sureste es un buen avance –pero carece de las herramientas legales para darle el soporte necesario- y más bien parece una reedición de otros programas sexenales que han terminado en nada, salvo, el gasto burocrático y de movilización de funcionarios públicos.

Pobreza, marginación, inseguridad y desempleo:

Los cuatro indicadores anteriores que tienen una presencia marcada en la entidad serían justificación suficiente para trazar un plan firme que revierta la condición que pese a todos los intentos: sigue presente en Tabasco.

¿Quién se podría oponer a una lucha así por más recursos y derrama para Tabasco?


CONTORNO

Desalojo a bloqueadores: los primeros “ajusticiados”

El gobernador Adán Augusto López Hernández reveló que fueron liberados los pozos petroleros Terra 123 y Kenora en Nacajuca que mantenían tomados –bloqueados- miembros de cuatro organizaciones pseudosindicales.

En el desalojo participaron fuerzas federales y estatales, la medida representaría –aunque el mandatario no quiso admitirlo- la primera aplicación de las reformas al Código Penal del Estado de Tabasco que recientemente fueron impulsadas y aprobadas en la Cámara de Diputados.

Ahora habrá que esperar el número de detenidos y las sanciones que recibirán conforme a los nuevos ordenamientos legales.


javiermarinhdez@hotmail.com

viernes 18 de octubre de 2019

ENTORNO | Inversión y desorganización

viernes 11 de octubre de 2019

PEMEX ¿nueva relación?

lunes 07 de octubre de 2019

Entorno | Salud ¡sin oxígeno!

sábado 05 de octubre de 2019

Dos Bocas: entre optimismo y turbulencias

lunes 30 de septiembre de 2019

Tabasco ¿sin agua?

viernes 27 de septiembre de 2019

La agenda ambiental: una misión incompleta

lunes 23 de septiembre de 2019

Infierno en el Paraíso

viernes 20 de septiembre de 2019

Breve, a la tabasqueña…

Cargar Más