/ sábado 2 de febrero de 2019

AMLO: Catarsis tabasqueña

Catarsis una palabra de origen griego que se refiere a la purificación y que aparece incluso en algunos escritos de Aristóteles; en Psicología se le asoció con el proceso de liberación de las emociones negativas, Sigmund Freud incluso, pudo desarrollarlo como parte de su teoría psicoanalítica.

En esencia es una especie de limpia de los conflictos inconscientes.

El preludio de esta colaboración guarda relación con la recepción por parte de la ciudadanía al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en el Poblado C 27 del Municipio de Cárdenas.

Una hora y 20 minutos (13:20 pm) después de lo programado como si fuera un acto de campaña, cientos de personas se mantuvieron incólumes a la espera del mandatario federal, de acuerdo a testimonios, algunas personas provenientes de comunidades vecinas llegaron al sitio desde las seis de la mañana para poder entregar una solicitud de empleo, una petición especial o como algunos aseguraron: “no importa esperar cuando se trata del honor de escuchar y saludar a nuestro Presidente”.

A un anciano de alrededor de ochenta años alguien le sugiere que levante la mano y grite a lo que el venerable responde: “no, aquí con calma, porque esto es como el peje lagarto en el arroyo, no hagas ruido porque se te escapa”.

El humilde campesino que esperaba en la valla de seguridad por donde se suponía pasaría el presidente se quedó esperando -porque no ingresó por ahí debido al tumulto- y al término de la concentración simplemente se marchó.

Las frases de siempre: “vamos a acabar con la corrupción ¡me canso ganso!; lo que se perdía en dinero por huachicol, por devoluciones de impuestos se lo vamos a entregar al pueblo…y vamos a financiar el desarrollo” con los enunciados pronunciados euforia del respetable, música para los oídos de una sociedad sin esperanza, desempleada, insegura, en pobreza.

El programa “Sembrando Vida” según la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores espera completar la cifra estimada de 400 mil beneficiarios a más tardar en marzo.

El gobernador Adán Augusto López Hernández recordó al poeta Carlos Pellicer Cámara uno de los maestros en la historia del Presidente:

“es momento de regresar a nuestros orígenes, eso es sembrando vida, como decía el Maestro Pellicer ¡que haya mucho verde en Tabasco! y así ¡que haya mucho verde en el país”.

Y el infierno del Edén…

Metros más adelante de la sede del 57 batallón de infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional una carretera vecinal conduce a una bifurcación donde se encuentra el Poblado C 27 justo en ese intermedio –antes del mediodía- un par de vehículos y una motocicleta reciben cargas de gasolina desde bidones.

No hay estación de gasolina visible y sí chicos en motocicleta con radios portátiles y múltiples negocios de venta de “aceites”.

En la entrada al Poblado C 27 un gran letrero en la entrada principal se lee “aquí trabajamos guardias comunitarios” la leyenda está acompañada de dos rifles que se cruzan.

“Este es el camino del terror, la entrada está así y es solamente una y no entras si no presentas tu credencial de elector si no vives aquí porque eran imparables los secuestros, ni los pobres se salvaban, huachicol por todas partes, incluso se puede comprar gas, aquí roban motos, automóviles y pasan muchas cosas más, esta es una carretera de muerte” dos reporteros, uno más asustado que el otro recogen el testimonio que se ofrece en la batea de una camioneta en la que un buen samaritano “echa un raid” a los cinco.

CONTORNO

¡Te digo que voy a pasar…porque voy a pasar!

¡Javier May gobernador! es el grito de medio centenar de mujeres cuando observan el arribo del subsecretario federal de la Secretaría de Bienestar, Javier May Rodríguez.

En el sitio hay una valla de seguridad que resguardan para la entrada alrededor de cinco civiles –que parecen tabasqueños- y en el momento que May Rodríguez intenta ingresar, el que estaba al mando se lo impide verbalmente y en el segundo intento le pone ambas manos en el pecho y la indicación negativa a lo que el senador con licencia entre empujones y palabras más, palabras menos responde ¡Te digo que voy a pasar…porque voy a pasar! Y pasó.

Los que estaban en el sitio sorprendidos con ironía preguntaron al vigilante ¿que no ves noticias, no sabes quién es?

javiermarinhdez@hotmail.com

Catarsis una palabra de origen griego que se refiere a la purificación y que aparece incluso en algunos escritos de Aristóteles; en Psicología se le asoció con el proceso de liberación de las emociones negativas, Sigmund Freud incluso, pudo desarrollarlo como parte de su teoría psicoanalítica.

En esencia es una especie de limpia de los conflictos inconscientes.

El preludio de esta colaboración guarda relación con la recepción por parte de la ciudadanía al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador en el Poblado C 27 del Municipio de Cárdenas.

Una hora y 20 minutos (13:20 pm) después de lo programado como si fuera un acto de campaña, cientos de personas se mantuvieron incólumes a la espera del mandatario federal, de acuerdo a testimonios, algunas personas provenientes de comunidades vecinas llegaron al sitio desde las seis de la mañana para poder entregar una solicitud de empleo, una petición especial o como algunos aseguraron: “no importa esperar cuando se trata del honor de escuchar y saludar a nuestro Presidente”.

A un anciano de alrededor de ochenta años alguien le sugiere que levante la mano y grite a lo que el venerable responde: “no, aquí con calma, porque esto es como el peje lagarto en el arroyo, no hagas ruido porque se te escapa”.

El humilde campesino que esperaba en la valla de seguridad por donde se suponía pasaría el presidente se quedó esperando -porque no ingresó por ahí debido al tumulto- y al término de la concentración simplemente se marchó.

Las frases de siempre: “vamos a acabar con la corrupción ¡me canso ganso!; lo que se perdía en dinero por huachicol, por devoluciones de impuestos se lo vamos a entregar al pueblo…y vamos a financiar el desarrollo” con los enunciados pronunciados euforia del respetable, música para los oídos de una sociedad sin esperanza, desempleada, insegura, en pobreza.

El programa “Sembrando Vida” según la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores espera completar la cifra estimada de 400 mil beneficiarios a más tardar en marzo.

El gobernador Adán Augusto López Hernández recordó al poeta Carlos Pellicer Cámara uno de los maestros en la historia del Presidente:

“es momento de regresar a nuestros orígenes, eso es sembrando vida, como decía el Maestro Pellicer ¡que haya mucho verde en Tabasco! y así ¡que haya mucho verde en el país”.

Y el infierno del Edén…

Metros más adelante de la sede del 57 batallón de infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional una carretera vecinal conduce a una bifurcación donde se encuentra el Poblado C 27 justo en ese intermedio –antes del mediodía- un par de vehículos y una motocicleta reciben cargas de gasolina desde bidones.

No hay estación de gasolina visible y sí chicos en motocicleta con radios portátiles y múltiples negocios de venta de “aceites”.

En la entrada al Poblado C 27 un gran letrero en la entrada principal se lee “aquí trabajamos guardias comunitarios” la leyenda está acompañada de dos rifles que se cruzan.

“Este es el camino del terror, la entrada está así y es solamente una y no entras si no presentas tu credencial de elector si no vives aquí porque eran imparables los secuestros, ni los pobres se salvaban, huachicol por todas partes, incluso se puede comprar gas, aquí roban motos, automóviles y pasan muchas cosas más, esta es una carretera de muerte” dos reporteros, uno más asustado que el otro recogen el testimonio que se ofrece en la batea de una camioneta en la que un buen samaritano “echa un raid” a los cinco.

CONTORNO

¡Te digo que voy a pasar…porque voy a pasar!

¡Javier May gobernador! es el grito de medio centenar de mujeres cuando observan el arribo del subsecretario federal de la Secretaría de Bienestar, Javier May Rodríguez.

En el sitio hay una valla de seguridad que resguardan para la entrada alrededor de cinco civiles –que parecen tabasqueños- y en el momento que May Rodríguez intenta ingresar, el que estaba al mando se lo impide verbalmente y en el segundo intento le pone ambas manos en el pecho y la indicación negativa a lo que el senador con licencia entre empujones y palabras más, palabras menos responde ¡Te digo que voy a pasar…porque voy a pasar! Y pasó.

Los que estaban en el sitio sorprendidos con ironía preguntaron al vigilante ¿que no ves noticias, no sabes quién es?

javiermarinhdez@hotmail.com

sábado 16 de marzo de 2019

Golpe ¿a la inseguridad?

lunes 11 de marzo de 2019

Huachicol del agua y otros males

sábado 09 de marzo de 2019

Mujeres ¿algo que celebrar?

viernes 08 de marzo de 2019

Resistencia

lunes 04 de marzo de 2019

El atraso: Refinería de Dos Bocas

lunes 25 de febrero de 2019

Tiempo de bonanza y “vacas flacas”

Cargar Más