/ viernes 5 de julio de 2019

Agua de pozol o emprendimiento real

“El éxito es un 99 por ciento de fracaso” Soichiro Honda (1906-1991) industrial japonés.

Durante las últimas administraciones –el área económica- del gobierno de Tabasco ha intentado vincular al pequeño, pero productivo, sector micro industrial de la entidad con las grandes cadenas comerciales internacionales y nacionales con presencia aquí para establecer sinergias que permitan la colocación de sus productos en un mercado de alto consumo en un intento por aumentar sus volúmenes de venta y consolidar su estrategia de ventas.

El intento, si bien, debe agradecerse, ha resultado infructuoso.

“Quiero Tabasco”; “Produce Tabasco” fueron parte de las campañas del pasado; y ahora “Esencia Tabasco” que inició su formalización a finales del mes anterior y que –al igual que los preliminares- busca colocar alrededor de 50 productos de manufactura tabasqueña en los anaqueles de cientos de tiendas de conveniencia y en algunos supermercados que funcionan en la entidad representa otro intento por impulsar a los productores tabasqueños.

¿Y qué está fallando?

Una de las marcas de chile más reconocidas en Tabasco y que también mantiene presencia en algunas zonas económicas importantes del país, no ha logrado dar el salto para consolidar su marca de manera significativa, las razones: falta de financiamiento –a tasas aceptables- demasiada normatividad oficial, independientemente de que sí cumplen con los requisitos importantes, una oposición firme de las marcas trasnacionales y nacionales y finalmente las condiciones de operación y logística.

Es decir obstáculos para el crecimiento de las empresas.

Y es ahí donde se requiere de toda la fuerza y el acompañamiento del Estado.

En la presentación del programa Esencia Tabasco al que no acudió el gobernador Adán Augusto López Hernández como estaba originalmente contemplado asistió en su representación la titular de la Secretaría del Desarrollo Económico y la Competitividad, Mayra Jacobo y en el recorrido para conocer la “oferta tabasqueña” se observaron los productos de siempre: horchatas, platanitos fritos, avena y ahora hasta una marca de agua de pozol embotellada, esta última una bebida casi de presencia diaria en los hogares tabasqueños, pero que resulta mucho más barato adquirir la –masa de maíz con cacao- y prepararlo que comprarlo en una tienda de conveniencia o supermercado, por supuesto, que la apuesta ahí podría ser la de los pocos turistas y aun así que calidad de bebida estarían ofreciendo.

La idea nada novedosa no está a discusión, pero entre tantos intentos y errores no puede salir algo mejor, algo que realmente aliente a la inversión y saque lo mejor de sí a cada emprendedor.

A lo largo de los años –en la historia de reportero- he conocido casos exitosos de emprendimiento y que pese a los altibajos muchos de ellos permanecen en el mercado.

En la realidad muchos tabasqueños sacan adelante sus pequeños negocios vendiendo productos chinos que compran en la Ciudad de México y aunque son de pésima calidad y altamente contaminantes así funciona su economía y les permite la subsistencia de ellos y sus familias, pero nada más.

Sin embargo, existen casos aislados, prometedores y que podrían ser exitosos e involucrar a muchos jóvenes profesionistas y no profesionistas, como el de un comercializador de granos y alimentos para animales que independientemente de las compras que realiza a las grandes cadenas distribuidoras de los productos que expende a la par de ello desarrolla una planta para producir su propia línea en la que emplea a egresados de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco –para alcanzar la calidad en sus productos- y para explicar a sus potenciales clientes las características de los mismos.

Otros más laboran en la cadena de suministros a los municipios y hacia estados vecinos.

Ese simple ejemplo, aplicado en otros rubros, sin duda, cambiaría la estrategia y sobre todo: la mentalidad…

CONTORNO

El reto y la amenaza

“no nos intimida, nosotros estamos preparados para este tipo de eventos, también quiero decirles que a veces se magnifican las cosas” el gobernador Adán Augusto López Hernández al responder a los cuestionamientos sobre los vehículos incendiados que interrumpieron la circulación en la carretera Villahermosa-Teapa y la manta dirigida a la Guardia Nacional.

¿Quién está detrás de…?

“El éxito es un 99 por ciento de fracaso” Soichiro Honda (1906-1991) industrial japonés.

Durante las últimas administraciones –el área económica- del gobierno de Tabasco ha intentado vincular al pequeño, pero productivo, sector micro industrial de la entidad con las grandes cadenas comerciales internacionales y nacionales con presencia aquí para establecer sinergias que permitan la colocación de sus productos en un mercado de alto consumo en un intento por aumentar sus volúmenes de venta y consolidar su estrategia de ventas.

El intento, si bien, debe agradecerse, ha resultado infructuoso.

“Quiero Tabasco”; “Produce Tabasco” fueron parte de las campañas del pasado; y ahora “Esencia Tabasco” que inició su formalización a finales del mes anterior y que –al igual que los preliminares- busca colocar alrededor de 50 productos de manufactura tabasqueña en los anaqueles de cientos de tiendas de conveniencia y en algunos supermercados que funcionan en la entidad representa otro intento por impulsar a los productores tabasqueños.

¿Y qué está fallando?

Una de las marcas de chile más reconocidas en Tabasco y que también mantiene presencia en algunas zonas económicas importantes del país, no ha logrado dar el salto para consolidar su marca de manera significativa, las razones: falta de financiamiento –a tasas aceptables- demasiada normatividad oficial, independientemente de que sí cumplen con los requisitos importantes, una oposición firme de las marcas trasnacionales y nacionales y finalmente las condiciones de operación y logística.

Es decir obstáculos para el crecimiento de las empresas.

Y es ahí donde se requiere de toda la fuerza y el acompañamiento del Estado.

En la presentación del programa Esencia Tabasco al que no acudió el gobernador Adán Augusto López Hernández como estaba originalmente contemplado asistió en su representación la titular de la Secretaría del Desarrollo Económico y la Competitividad, Mayra Jacobo y en el recorrido para conocer la “oferta tabasqueña” se observaron los productos de siempre: horchatas, platanitos fritos, avena y ahora hasta una marca de agua de pozol embotellada, esta última una bebida casi de presencia diaria en los hogares tabasqueños, pero que resulta mucho más barato adquirir la –masa de maíz con cacao- y prepararlo que comprarlo en una tienda de conveniencia o supermercado, por supuesto, que la apuesta ahí podría ser la de los pocos turistas y aun así que calidad de bebida estarían ofreciendo.

La idea nada novedosa no está a discusión, pero entre tantos intentos y errores no puede salir algo mejor, algo que realmente aliente a la inversión y saque lo mejor de sí a cada emprendedor.

A lo largo de los años –en la historia de reportero- he conocido casos exitosos de emprendimiento y que pese a los altibajos muchos de ellos permanecen en el mercado.

En la realidad muchos tabasqueños sacan adelante sus pequeños negocios vendiendo productos chinos que compran en la Ciudad de México y aunque son de pésima calidad y altamente contaminantes así funciona su economía y les permite la subsistencia de ellos y sus familias, pero nada más.

Sin embargo, existen casos aislados, prometedores y que podrían ser exitosos e involucrar a muchos jóvenes profesionistas y no profesionistas, como el de un comercializador de granos y alimentos para animales que independientemente de las compras que realiza a las grandes cadenas distribuidoras de los productos que expende a la par de ello desarrolla una planta para producir su propia línea en la que emplea a egresados de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco –para alcanzar la calidad en sus productos- y para explicar a sus potenciales clientes las características de los mismos.

Otros más laboran en la cadena de suministros a los municipios y hacia estados vecinos.

Ese simple ejemplo, aplicado en otros rubros, sin duda, cambiaría la estrategia y sobre todo: la mentalidad…

CONTORNO

El reto y la amenaza

“no nos intimida, nosotros estamos preparados para este tipo de eventos, también quiero decirles que a veces se magnifican las cosas” el gobernador Adán Augusto López Hernández al responder a los cuestionamientos sobre los vehículos incendiados que interrumpieron la circulación en la carretera Villahermosa-Teapa y la manta dirigida a la Guardia Nacional.

¿Quién está detrás de…?

sábado 17 de agosto de 2019

Estafa Maestra y el origen en Tabasco

lunes 12 de agosto de 2019

El discurso del odio ¿fuego amigo?

viernes 26 de julio de 2019

Tabasco petrolero: seguridad nacional

lunes 22 de julio de 2019

MORENA: Informes y… un destape

sábado 20 de julio de 2019

Educación “antiviolencia”

viernes 19 de julio de 2019

Niño muerto

lunes 15 de julio de 2019

Motos: la amenaza de seguridad

viernes 12 de julio de 2019

Cuencas y la crisis que no ven banqueros

lunes 08 de julio de 2019

Los fardos de Núñez

Cargar Más