/ martes 30 de abril de 2019

2024: arrebatos tabasqueños

Dos temas de la agenda diaria de Tabasco muestran que la clase política ya está mirando hacia el 2024. Como se trata de la primera fuerza del estado, que además es el partido gobernante, la batahola se centra en Morena.

De pronto todo mundo cae en la cuenta de que la política se hace nada más en el instituto fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y de ahí que las discusiones públicas giren en torno a esa organización:

1) El alcalde capitalino Evaristo Hernández Cruz se encuentra en el centro del huracán, sometido a un intenso fuego mediático por haber repetido el programa “La alberca en tu colonia”, que llegó a 140 mil habitantes de Centro.

En Semana Santa, al edil le cayeron encima haciéndolo responsable del problema estructural del sistema de agua potable del municipio.

No se había diluido bien la andanada por la escasez del líquido en la capital cuando al ex priísta ya lo habían subido de nuevo al ring. Esta vez por un altercado con un ciudadano que le pidió resolver un problema.

Poco después del último incidente, Hernández Cruz explicó que le habían puesto “cola”, que en argot policiaco y del espionaje significa colocarle vigilancia personal a un objetivo.

Y es que al edil ya le han detonado dos incidentes que le son grabados de manera “espontánea”: primero fue un ciudadano que lo encaró por llevar “La alberca en tu colonia”, y luego el reclamo de un señor que le pidió su intervención para resolver un caso personal; en este último las redes sociales presentaron al político como un monstruo que abusa de un viejito.

Una empresa que mide tendencias en redes sociales encontró que desde Semana Santa Evaristo es el villano favorito en las plataformas digitales. Las críticas en su contra con bots (cuentas falsas manejadas desde alguna oficina) son de mayor volumen que las que se le hacen al gobierno de Tabasco.

Vaya, un especialista consultado por este columnista asegura que la guerra electrónica contra Hernández Cruz ha disminuido los lances contra la administración estatal e incluso ha desaparecido por completo al ex gobernador Arturo Núñez Jiménez como tema de la agenda pública criolla.

La prospectiva indica que al presidente municipal lo van a seguir atacando porque algunas fuerzas lo encartan como viable aspirante a la candidatura al gobierno del estado, señala el observador dedicado al marketing político.

2) El domingo, en muchos chats de Whatsapp y en diversas plataformas de internet se decretó la muerte del partido oficial en las próximas elecciones. Con el encabezado Derrota histórica, se difundió la ‘nota’ titulada “¡Pierde Morena la delegación municipal de Tepetitán!”, a la que se le agregó el bajante “Arrebata el PRI la delegación de la tierra de AMLO en Macuspana”.

La supuesta nota periodística decía:

“Con 376 votos a favor gana la Delegación (sic) Norberto Alamilla Pérez, el candidato del PRI apuntalado por Raúl Becerra de Dios, dirigente de la sección 14 (del sindicato petrolero), y los hermanos Rovirosa Ramírez.

“Pierde con 325 votos Alfonso López Martínez, el candidato de Morena (…)”.

En seguida, el texto editorializaba que la “derrota” del partido del presidente había sido posible por “la mala administración” del alcalde de Macuspana, Roberto Villalpando.

Ayer, Norberto Alamilla, el candidato triunfador en la tierra de López Obrador salió a aclarar que no milita en el PRI y que hizo campaña bajo las siglas de Morena.

Según las cadenas virtuales que desde el domingo se están reenviando, y que se sustentan en la afirmación de que el movimiento de López Obrador perdió en Tepetitán, ya empezó la debacle de Morena, que en 2021 va a perder las elecciones intermedias, y en 2024 el Revolucionario Institucional va a recuperar la Quinta Grijalva.

Dos temas de la agenda diaria de Tabasco muestran que la clase política ya está mirando hacia el 2024. Como se trata de la primera fuerza del estado, que además es el partido gobernante, la batahola se centra en Morena.

De pronto todo mundo cae en la cuenta de que la política se hace nada más en el instituto fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y de ahí que las discusiones públicas giren en torno a esa organización:

1) El alcalde capitalino Evaristo Hernández Cruz se encuentra en el centro del huracán, sometido a un intenso fuego mediático por haber repetido el programa “La alberca en tu colonia”, que llegó a 140 mil habitantes de Centro.

En Semana Santa, al edil le cayeron encima haciéndolo responsable del problema estructural del sistema de agua potable del municipio.

No se había diluido bien la andanada por la escasez del líquido en la capital cuando al ex priísta ya lo habían subido de nuevo al ring. Esta vez por un altercado con un ciudadano que le pidió resolver un problema.

Poco después del último incidente, Hernández Cruz explicó que le habían puesto “cola”, que en argot policiaco y del espionaje significa colocarle vigilancia personal a un objetivo.

Y es que al edil ya le han detonado dos incidentes que le son grabados de manera “espontánea”: primero fue un ciudadano que lo encaró por llevar “La alberca en tu colonia”, y luego el reclamo de un señor que le pidió su intervención para resolver un caso personal; en este último las redes sociales presentaron al político como un monstruo que abusa de un viejito.

Una empresa que mide tendencias en redes sociales encontró que desde Semana Santa Evaristo es el villano favorito en las plataformas digitales. Las críticas en su contra con bots (cuentas falsas manejadas desde alguna oficina) son de mayor volumen que las que se le hacen al gobierno de Tabasco.

Vaya, un especialista consultado por este columnista asegura que la guerra electrónica contra Hernández Cruz ha disminuido los lances contra la administración estatal e incluso ha desaparecido por completo al ex gobernador Arturo Núñez Jiménez como tema de la agenda pública criolla.

La prospectiva indica que al presidente municipal lo van a seguir atacando porque algunas fuerzas lo encartan como viable aspirante a la candidatura al gobierno del estado, señala el observador dedicado al marketing político.

2) El domingo, en muchos chats de Whatsapp y en diversas plataformas de internet se decretó la muerte del partido oficial en las próximas elecciones. Con el encabezado Derrota histórica, se difundió la ‘nota’ titulada “¡Pierde Morena la delegación municipal de Tepetitán!”, a la que se le agregó el bajante “Arrebata el PRI la delegación de la tierra de AMLO en Macuspana”.

La supuesta nota periodística decía:

“Con 376 votos a favor gana la Delegación (sic) Norberto Alamilla Pérez, el candidato del PRI apuntalado por Raúl Becerra de Dios, dirigente de la sección 14 (del sindicato petrolero), y los hermanos Rovirosa Ramírez.

“Pierde con 325 votos Alfonso López Martínez, el candidato de Morena (…)”.

En seguida, el texto editorializaba que la “derrota” del partido del presidente había sido posible por “la mala administración” del alcalde de Macuspana, Roberto Villalpando.

Ayer, Norberto Alamilla, el candidato triunfador en la tierra de López Obrador salió a aclarar que no milita en el PRI y que hizo campaña bajo las siglas de Morena.

Según las cadenas virtuales que desde el domingo se están reenviando, y que se sustentan en la afirmación de que el movimiento de López Obrador perdió en Tepetitán, ya empezó la debacle de Morena, que en 2021 va a perder las elecciones intermedias, y en 2024 el Revolucionario Institucional va a recuperar la Quinta Grijalva.

viernes 20 de septiembre de 2019

Un buen perdedor

jueves 19 de septiembre de 2019

“Alito” en la selva tabasqueña

miércoles 18 de septiembre de 2019

Núñez, papa caliente

martes 17 de septiembre de 2019

PRI Tabasco contra la imposición del CEN

viernes 13 de septiembre de 2019

El PRI, en terapia

jueves 12 de septiembre de 2019

La manga ancha de Morena

miércoles 11 de septiembre de 2019

Sobre Amet Ramos las coronas

martes 10 de septiembre de 2019

'Lunes negro' para los Núñez

lunes 09 de septiembre de 2019

Desprecia CEN del PRI a Tabasco

Cargar Más